El senador Larry Seilhamer. (GFR Media)

El Partido Nuevo Progresista (PNP) no ha decidido cómo llenará la vacante que dejará en el Senado su vicepresidente, Larry Seilhamer, dijo el secretario de la colectividad, Rafael "June" Rivera Ortega.

Si bien ayer se celebró una actividad de despedida en el hemiciclo, la salida del senador por acumulación es efectiva mañana.

A mediados de diciembre, el presidente del Senado y presidente del PNP, Thomas Rivera Schatz, indicó a este diario que había solicitado una opinión legal para determinar cómo llenar la vacante y hoy no ha estado disponible para indicar si ya recibió la consulta. No obstante, ha indicado que prefiere que el escaño pase a la persona que ocupó la tercera posición durante la elección especial del 10 de noviembre: Keren Riquelme.

En dicha elección, Héctor Martínez y William Villafañe fueron electos para ocupar las vacantes de Zoé Laboy y Margarita Nolasco.

Rivera Ortega opinó también que le gustaría que se aplicara la regla de la elección del 10 de noviembre, pero recalcó que también hay que esperar por la opinión legal.

"Según la ley, que la estaba revisando, se supone que se llene de la misma manera en que se llenaron las vacantes de Margarita y Zoé", admitió Rivera Ortega. "Pero eso le va a costar al pueblo cuando ya se hizo una elección especial hace dos meses".

De hecho, el Senado podría enfrentar otra baja si se concreta la expulsión del senador Abel Nazario, quien enfrenta un proceso en la Comisión de Ética.

"Yo lo que prefiero es que no le cueste más al pueblo", dijo Rivera Ortega, quien aseguró que nadie se ha comunicado con él para mostrar interés por la vacante de Seilhamer.

En entrevista por separado, el senador Carmelo Ríos aseguró que el caucus no ha determinado cómo llenar la vacante de Seilhamer. En cuanto a la vicepresidencia del Senado, Luis Daniel Muñiz, Miguel Laureano, Nelson Cruz, Henry Neumann, Ángel "Chayanne" Martínez y Migdalia Padilla han mostrado interés en ocupar la silla, pero los votos dentro del caucus no serán contados hasta después del 16 de enero.

Por su parte, Riquelme aseguró desconocer cómo el PNP llenará la vacante de Seilhamer, aunque insistió en que está disponible. También dijo que Gregorio Matías y Glorimari Jaime, quienes le siguieron en cuanto a votos recibidos se refiere en la elección del 10 de noviembre, la están apoyando para que ocupe la silla de Seilhamer. Matías, de hecho, también se lo dijo a El Nuevo Día en diciembre.

Riquelme sí reconoció que habló del asunto con Rivera Schatz, con quien compartió en varias actividades durante las Navidades.

"En una ocasión me le acerqué y me respondió que una vez se hiciera oficial la renuncia, el directorio era el que iba a tomar la decisión", dijo Riquelme, quien es profesora de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Aguadilla.

"Si deciden darme la posición, pues con mucho gusto lo acepto para servir a Puerto Rico. Fue para eso que me postulé", puntualizó.


💬Ver 0 comentarios