(horizontal-x3)
Horas después de su encuentro con los artistas urbanos, Rosselló, derecha, participó de un operativo policiaco junto al secretario de Seguridad Pública, Héctor Pesquera. (Suministrada)

El encuentro que sostuvieron la mañana del viernes el gobernador Ricardo Rosselló Nevares y los artistas urbanos Bad Bunny y Residente, en La Fortaleza, representó una oportunidad única para que el primer ejecutivo amplificara el mensaje de que su administración trabaja para combatir la inseguridad que impera en la isla.

Así lo aseguró el profesor de Medios y Cultura de la Universidad del Estado de Arizona, Manuel G.  Áviles  Santiago, quien también afirmó que la reunión formó parte de una estrategia.

“Vivimos en una sociedad altamente mediatizada en que estos temas no se discuten necesariamente desde un punto de vista crítico, e incluso, muchas veces pasan desapercibidos a no ser que una figura pública los discuta”, sostuvo el académico puertorriqueño.

La Fortaleza indicó, a través de declaraciones escritas enviadas a El Nuevo Día, que el gobernador se reunió con los artistas “reconociendo que cuentan con una importante plataforma para llevar un mensaje”. 

“El gobernador Ricardo Rosselló Nevares discutió con ellos asuntos de seguridad, educación, de la Junta de Supervisión Fiscal, así como la ayuda que pueden dar a Puerto Rico, como exponentes que son.  Esto, reconociendo que cuentan con una importante plataforma para llevar un mensaje. Fue un encuentro sincero en el que quedaron abiertas las puertas de la colaboración por el bien de la isla. El encuentro inició a las 5:00 a.m. —cuando el gobernador ya llevaba trabajando tres horas— y se extendió hasta las 7:00 a. m.”, leen las declaraciones emitidas por el secretario de Asuntos Públicos de La Fortaleza, Anthony Maceira.

Previo a ser recibidos por el gobernador, ambos artistas realizaron transmisiones en vivo desde sus cuentas en Instagram en las que se les veía caminar por el Viejo San Juan hasta llegar a los portones de La Fortaleza. Una vez allí, saludan a oficiales de la Policía y les agradecen por su gestión y le explican que quieren hablar con Rosselló sobre el tema de criminalidad, a lo que el oficial les indica que “está durmiendo”. Horas después, ambos artistas publicaron fotos en Instagram en las que se les ve en la oficina de Rosselló con las banderas de Puerto Rico y Estados Unidos de fondo, así como libros y papeles esparcidos por todas partes.

“Acá listos pa’ gobernar. Sin dormir logramos entrar a Fortaleza para hablar sobre opciones de cómo resolver el crimen en la isla, educación, la Junta de Control Fiscal, la auditoría, la deuda y nos ganamos un café. Gracias @ricardorossello por abrirnos las puertas pa' escucharnos. @badbunnypr”, escribió René Pérez.

En horas de la tarde, el gobernador participó de un operativo policiaco en el residencial Ernesto Ramos Antonini de Río Piedras, donde se buscaba a sospechosos del tiroteo y asesinato de una persona, el domingo en la mañana, en la marginal del expreso Baldorioty de Castro en el área de Isla Verde.

Aunque los artistas y el gobierno afirmaron que el encuentro se produjo de forma espontánea y no planificada, el profesor Avilés Santiago sostuvo que la reunión le pareció “orquestada”.

“No creo que haya sido una casualidad, ni que el encuentro se haya dado de forma orgánica, sino de una forma orquestada, pero igual no debemos restarle méritos por eso. Creo y espero que el diálogo haya producido ideas que puedan ser tomadas en consideración”, estableció Áviles Santiago.

El profesor reconoció que Bad Bunny y Residente son figuras “con un nivel de alcance mediático importante” y que llegan a un público al que el gobierno no alcanza a impactar. Áviles Santiago resaltó que Bad Bunny se ha destacado por resaltar la importancia de la educación en la isla, mientras que Residente ha sostenido por años un discurso anticolonialista.

“Son personas que han cambiado la forma y percepción del género musical, pero como figuras públicas, también han logrado trascender desde un punto de vista de su percepción sobre la cultura y la sociedad”, sostuvo.

Avilés Santiago dijo que la interacción del gobernador con estos dos artistas no es de extrañar, ya que se ha mantenido en contacto con diferentes figuras públicas en y fuera de las redes sociales desde que inició su mandato.

“El gobernador Rosselló es muy mediático, y siempre ha estado en contacto directo con la cultura de entretenimiento y esta reunión no es una excepción si la miramos desde un punto de comunicación política. Ambos exponentes de música urbana tienen millones de seguidores en las redes”, expuso. 

Por otro lado, Áviles Santiago estableció que es importante que se cuestione quién entra a La Fortaleza, sobre todo en el contexto del mensaje que emitió la Colectiva Feminista en Construcción, que reclamó al gobernador que recibiera a Bad Bunny y a Residente, pero no las atendiera a ellas, pese a que acamparon por tres días frente al palacio de Santa Catalina denunciando las muertes de mujeres por violencia de género.

“Ricardo Rosselló recibió a Residente y a Bad Bunny para hablar sobre la violencia que se vive en el país, pero NO nos recibió cuando estuvimos tres días acampando frente a Fortaleza exigiendo que se declarara un #EstadoDeEmergencia sobre la violencia de género”, afirmó el grupo a través de su página de Facebook.

“Se cuestiona por qué se le da acceso La Fortaleza a estas figuras públicas, son hombres, traperos, reguetoneros cuando hubo tanta resistencia para lograr el diálogo con la Colectiva Feminista y su reclamo de violencia a la mujer” indicó Avilés Santiago. 


💬Ver 0 comentarios