El secretario de Asuntos Públicos de La Fortaleza, Anthony Maceira (semisquare-x3)
El secretario de Asuntos Públicos de La Fortaleza, Anthony Maceira. (GFR Media)

El secretario de Asuntos Públicos de La Fortaleza, Anthony Maceira, indicó hoy, jueves, que el gobierno seguirá adelante con la nominación de Eleuterio Álamo Fernández pese a las diferencias legales con el Senado respecto a su designación como secretario interino de Educación.

Según el funcionario, Álamo Fernández sigue estando en la posición “basado en la orden administrativa del Departamento de Educación” que firmó la exjefa de esa agencia, Julia Keleher, dejándolo como su sucesor.

El Senado dio paso ayer a una moción para notificar al gobernador Ricardo Rosselló que el nombramiento de Álamo es ilegal.

“Hay unas diferencias de opinión legal entre lo que hizo el Departamento de Educación y lo que entiende el senador que procede, pero esto no insubsanable, aquí lo que tenemos que buscar es de qué manera lo resolvemos”, estableció Maceira en una entrevista radial (Radio Isla – 1320 AM).

Asimismo, el portavoz de La Fortaleza indicó que esta mañana se comunicó con el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, para encontrar una solución a las diferencias con la designación.

“Lo que eremos es poder resolver el asunto y que podamos movernos hacia adelante para que poder continuar con las transformaciones del departamento”, sostuvo.

Mientras, Rivera Schtaz dijo esta mañana a través de su cuenta de Facebook que las diferencias legales sobre la designación de Álamo no tienen que ver con que lo estén apoyando o rechazando.

Esa evaluación se hará oportunamente y con la profundidad que merece. La exigencia es sencilla, se tiene que cumplir con la ley. Lo reclamamos el pasado cuatrienio bajo el gobierno del PPD en el caso de los ‘interinatos’ en el Departamento de Salud y de Corrección y Rehabilitación. El récord así lo refleja”, indicó el líder senatorial.

Igualmente, el senador indicó que si La Fortaleza hubiese pedido el consejo de la Cámara alta para designar al sucesor de Keleher, no hubiese controversia.

“Si no se pide el consejo, es más complicado procurar el consentimiento. Es una regla básica y de sentido común. El Senado no tiene nada que corregir ni subsanar, el error no es nuestro”, acotó.


💬Ver 0 comentarios