Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Luis Gutiérrez. (GFR Media/Archivo)

Nueva York -  El congresista demócrata Luis Gutiérrez (Illinois) afirmó hoy que “los estadistas venden la fantasía de que una nación latina (y) caribeña será admitida como estado en la era de Donald Trump”.

En una declaración escrita a dos días del plebiscito criollo del domingo, sostuvo que en medio de la crisis fiscal y de deuda pública de Puerto Rico, tampoco es real pensar que los estados van a aceptar como estado a un país cuyo idioma común es el español, y que puede tener más representantes federales que muchos de ellos.

Junto a esa realidad política, según Gutiérrez, está también el hecho de que un Puerto Rico estado 51 sería significativamente más pobre y más dependiente que los estados más pobres.

“No destaco los problemas de Puerto Rico para denigrar a mis compañeros puertorriqueños, sino simplemente para señalar la realidad de que lo que está siendo venido por los seguidores de la estadidad es una fantasía”, sostuvo Gutiérrez, quien tiene en la Cámara de Representantes de Estados Unidos un proyecto de ley a favor de que el Congreso consulte a los puertorriqueños sobre las alternativas de libre asociación e independencia, tal y como fueron definidas en la ley original del plebiscito convocado para este domingo.

El Nuevo Día supo que desde hace semanas el gobierno de Ricardo Rosselló fue informado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos que para poder hacerse una segunda revisión de la papeleta electoral del plebiscito, que fue rechazada originalmente el 13 de abril, era necesario que se aplazara el plebiscito. 

Debido a que el gobierno de Rosselló rechazó posponer la consulta, el análisis en Justicia federal sobre las enmiendas al plebiscito quedó a un lado.

Gutiérrez sostuvo que ante el boicot decretado por la oposición política, la votación del domingo “es una ficción, porque es claro que solo un partido participará en una elección unilateral y porque el gobierno de Estados Unidos no ha hecho ningún tipo de compromiso para honrar esta votación”.

“No importa cuán cuidadosamente los estadistas lo adornen para que parezca un proceso democrático legítimo, el plebiscito del 11 de junio es una farsa”, agregó.

Gutiérrez reiteró que Puerto Rico debe centrarse en este momento en la creación de empleos.

“Ese es el camino hacia un futuro económico más brillante, que es la base fundamental sobre la cual Puerto Rico puede sobrevivir, prosperar y crecer, sin importar su status político”, dijo el legislador federal.


💬Ver 0 comentarios