Pamela Patenaude, exsubsecretaria del Departamento de Vivienda federal, durante una entrevista con El Nuevo Día, el pasado 19 de septiembre, a un año del paso del huracán María por Puerto Rico. (semisquare-x3)
Pamela Patenaude, exsubsecretaria del Departamento de Vivienda federal, durante una entrevista con El Nuevo Día, el pasado 19 de septiembre, a un año del paso del huracán María por Puerto Rico. (Teresa Canino )

La renuncia de la subsecretaria del Departamento de Vivienda federal, Pamela Patenaude, representa para Puerto Rico la pérdida de "la aliada más importante" en el proceso de recuperación del país tras el huracán María. 

Así lo reconoció esta mañana el secretario del Departamento de la Vivienda, Fernando Gil. "Puerto Rico pierde no tan solamente una gran aliada...sino dentro del Gobierno federal la aliada más importante que tenía", admitió el funcionario durante una conferencia de prensa en la que se anunció la entrega de 140 unidades de apartamento para las personas de la tercera edad.

"Eso no significa que las conversaciones con HUD no continúen y no vayan a continuar...sí es más cuesta arriba porque teníamos una persona que había venido alrededor de diez veces a Puerto Rico, que estaba comprometida y que está comprometida con Puerto Rico", señaló Gil al reconocer que la noticia fue como recibir "un balde de agua fría".

Agregó que la dimisión -efectiva en enero de 2019- "puede o podría tener algún tipo de efecto sobre nuestra recuperación o en cuanto a esa relación que teníamos con ella". 

"Es triste y es triste también para HUD porque es una persona muy conocedora", añadió el Secretario.

"Nosotros en Puerto Rico vamos a estar en deuda con ella por el esfuerzo que hizo y por las cosas grandes que siempre abogó para nuestra isla, siempre resaltando en la esfera federal la necesidad que nosotros teníamos despúes del huracán", subrayó. 

Las expresiones se dieron durante la entrega de las primeras 10 unidades de vivienda del proyecto para la población de la tercera edad "Ciudad Lumen". El edificio se desarrolló cerca de la estación Martínez Nadal, en Guaynabo, del Tren Urbano. 

Igualmente, queda cerca de hospitales, supermercados y la terminal de la Autoridad Metropolitana de Autobuses (AMA). "Nuestra prioridad es construir proyectos resistentes que acojan a nuestras comunidades, a los sectores más necesitados y desventajados de Puerto Rico", sostuvo Gil.

Por su parte, Luis Berdiel de la Autoridad para el Financiamiento de la Vivienda (AFV), indicó que el proyecto de unidades para la renta a través del programa de Sección 8 fue posible gracias a la aprobación de $20 millones en créditos contributivos federales y de $3.4 millones del programa HOME.

El proyecto cuenta, además, con un gimnasio, gazebos, un salón tipo "lounge" y áreas comunes de lectura. Igualmente, cuenta con un sistema de paneles fotovoltaicos.


💬Ver 0 comentarios