Según el representante Néstor Alonso Vega, no se han podido fabricar mapos en el taller desde hace un mes debido a que la maquinaria, que data de la década del cincuenta del siglo pasado, está dañada. (Teresa Canino )

El representante novoprogresista Néstor Alonso Vega denunció hoy, miércoles, que la Corporación Industrias de Ciegos corre el riesgo de desaparecer debido a una deuda de más de $300,000 por servicios rendidos y la eliminación de su presupuesto según dispuso la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

En el taller, ubicado en Santurce, no solo se ensamblan mapos, sino que también sirve como una especie de supermercado para que dependencias gubernamentales y empresas privadas compren sus productos de limpieza.

Según Alonso, no se han podido fabricar mapos desde hace un mes debido a que la maquinaria, que data de la década del cincuenta del siglo pasado, está dañada y no hay dinero para comprar piezas nuevas. En el taller quedan 13 empleados, y cuatro son no videntes.

La entidad vio reducido su presupuesto a cero luego que la JSF eliminó una partida anual de $500,000. De los más de $300,000 en deudas sin cobrar, un total de $102,590.02 corresponden al Municipio de San Juan, dijo Alonso en una conferencia de prensa.

Sin embargo, la alcaldesa Carmen Yulín Cruz Soto desmintió las expresiones de Alonso Vega durante una actividad separada.

Según explicó Miguel Vélez Arroyo, supervisor y adiestrador del taller, el Municipio de San Juan le ha dado “largas” en cuanto a las gestiones de cobro de la deuda se refiere y que data del año 2007.

Ni Alonso Vega ni Vélez Arroyo detallaron las entidades públicas o privadas que también le deben al taller y tampoco precisaron cuánto de la deuda corresponde a la administración de Cruz Soto y cuánto corresponde al pasado alcalde Jorge Santini.

Argumentaron que no se han iniciado procesos judiciales para el cobro del dinero adeudado porque no hay dinero para abogados. La Corporación opera con fondos de la Administración de Rehabilitación Vocacional.

“Muchos compañeros han tratado de dar lo mejor de su capacidad, tiempo y vida, y no es fácil ver que poco a poco se nos está cayendo, como dicen en la calle, el kiosco”, dijo Vélez, quien labora en el taller hace 36 años.

“No es fácil ser no vidente y hay que ponerse en los pantalones de estas personas”, agregó.

Responde Carmen Yulín Cruz

Mientras, Cruz Soto dijo, durante una conferencia de prensa celebrada al mediodía, que la deuda del ayuntamiento con la Corporación Industrias de Ciegos es de $29,846 y corresponde, en su totalidad, a la administración de Jorge Santini.

“Esa es la agenda política y politiquera de usar al más vulnerable”, dijo Cruz Soto al referirse a la conferencia de prensa de Alonso.

Según dijo Cruz Soto, desde el 2014 al 2018 se han adquirido productos de la Corporación por $297,614 y se ha pagado la totalidad de estos servicios. En el 2019 se hicieron dos peticiones de productos que no pudieron ser cumplidas.

“En el sistema tenemos una deuda del alcalde Jorge Santini por $29,846.24”, dijo Cruz Soto. “La deuda no la tiene esta administración, viene de la administración PNP”.

Cruz Soto divulgó una carta del 2 de diciembre firmada por Roberto Velázquez Vázquez, representante de ventas de la Corporación Industrias de Ciegos. Esta entidad estuvo hasta el 2014 adscrita al Departamento de la Familia, y desde entonces pasó bajo la sombrilla de la Administración de Rehabilitación Vocacional. Es en esa carta que se le imputa al Municipio de San Juan la deuda de poco menos de $103,000, siendo las deudas más viejas del 2007.

La deuda que corresponde a la administración de Cruz Soto es de poco más de $22,000.

“Auditaremos todo esto”, dijo Cruz Soto. “Miraremos ahora y verificaremos que haya una factura y que se demuestre que el servicio se haya brindado. Entonces nos sentaremos con la Corporación para pagar la deuda de otro”.


💬Ver 0 comentarios