Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

WASHINGTON – Aunque respalda el inglés como idioma oficial de Estados Unidos, Mitt Romney, no cree que se le debe imponer a un posible Puerto Rico estado 51 que su gobierno deje de funcionar en español.

Tampoco cree que el Congreso le deba requerir una supermayoría a cualquier petición de estadidad, si los electores de la Isla prefieren esa alternativa de status en noviembre próximo.

“Pienso que el pueblo de Puerto Rico debe determinar con su voto si quieren convertirse en un estado. Si el 50% más uno quiere convertir (a Puerto Rico) en un estado, trabajaré para ayudarlos. No estoy en busca de otras condiciones o cambios. Puerto Rico ya tiene el inglés y el español como idiomas oficiales. Apoyo el concepto de que Puerto Rico se convierta en un estado, si esa es la voluntad de su gente”, indicó Romney, en una entrevista con la emisora radial “Notiuno”.

Hoy, el gobernador Luis Fortuño, en una entrevista con CNN, abrazó las expresiones de Romney, después de que los precandidatos presidenciales Newt Gingrich y Rick Santorum advirtieran que el gobierno de Puerto Rico - escuelas, tribunales, oficinas del gobierno, Legislatura - debe funcionar en inglés bajo la estadidad.

Como Romney, Gingrich y Santorum son también defensores de que se legisle en el Congreso para adoptar el inglés como idioma común Gobierno estadounidense.

“Queremos preservar ambos (idiomas)”, indicó Fortuño.

El jueves, el exspeaker Gingrich dijo a El Nuevo Día que “para ser un estado, el inglés deberá ser el idioma oficial del gobierno”.

“Nos movemos a que el inglés sea el idioma oficial de todo Estados Unidos. Eso no evita que la gente en su vida privada use el idioma que quiera”, indicó Gingrich.

En San Juan, donde hizo campaña el miércoles y jueves, Santorum afirmó que el idioma primario de un Puerto Rico estado 51 de EE.UU. debe ser el inglés. Tras reunirse con Fortuño, en La Fortaleza, sostuvo que cree en un Puerto Rico “bilingüe”.

Hoy, el grupo National Capitol Tea Party censuró a Romney por decir una cosa en Estados Unidos y otra en sus mensajes hacia Puerto Rico.

“Romney ha vendido sus principios conservadores a cambio de 20 delegados (de Puerto Rico). Los conservadores alrededor del país (EE.UU.) deben estar alarmados”, indicó Erik Newland, portavoz del grupo National Capitol Tea Party, que le ha escrito a los principales precandidatos presidenciales republicanos para que inserten en el programa de gobierno del Grand Old Party (GOP) condiciones de idioma y económicas antes de considerar la estadidad para Puerto Rico.

Los grupos conservadores han destacado además que desde que empezó a aspirar a la Casa Blanca, en 2007, Romney se ha opuesto en Estados Unidos a la educación bilingüe.

La Constitución de Estados Unidos no le impone requisitos de idioma a los estados. Pero, el debate sobre Puerto Rico ha estado centrado en si el Congreso aplazaría indefinidamente cualquier petición de estadidad si el inglés no se convierte en el idioma primario de la Isla.


💬Ver 0 comentarios