El gobernador Ricardo Rosselló. (semisquare-x3)
El gobernador Ricardo Rosselló. (Xavier J. Araújo Berríos)

Washington - El gobernador Ricardo Rosselló se opone a la propuesta de crear un coordinador federal general a cargo de la reconstrucción de Puerto Rico, como respalda la comisionada Jenniffer González, indicó hoy el secretario de Asuntos Públicos de La Fortaleza, Anthony Maceira.

“Ya tenemos mayores limitaciones y controles” que los que el gobierno federal impone a “otras jurisdicciones”, señaló Maceira, en entrevista con Radio Isla.

La comisionada dijo ayer haber recomendado a la Casa Blanca la creación del puesto de coordinador federal para la reconstrucción.

Pero, la idea -en medio de las dudas que tiene el gobierno de Donald Trump sobre la capacidad del gobierno de la isla para administrar los desembolsos de los fondos de reconstrucción-, ha estado bajo discusión desde hace unos meses.

En diciembre pasado, El Nuevo Día dio a conocer el borrador de una orden ejecutiva que han preparado funcionarios del gobierno federal para crear una especie de zar que controle el proceso de reconstrucción de Puerto Rico.

Bajo esa alternativa, el puesto del coordinador federal sería nombrado por Trump, pero trabajaría bajo la supervisión de la Secretaría del Departamento de Seguridad Interna.

Otros en la Casa Blanca, según fuentes de El Nuevo Día, sostienen que nuevos controles en el proceso de desembolso de los fondos para mitigar el desastre causado por el huracán María pueden implantarse a través de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) a cargo de las finanzas públicas de Puerto Rico.

Esta semana, el gobernador reafirmó sus objeciones a que el desembolso de los fondos para obras permanentes que financia FEMA, sean controlados por esa agencia federal y no por el gobierno de Puerto Rico.

El pasado lunes, de hecho, Rosselló y la comisionada solicitaron conjuntamente al director interino de la Oficina de Presupuesto y Gerencia (OMB) de la Casa Blanca, Russ Vought, el rápido desembolso de los fondos del programa de desarrollo comunitario para atender desastres (CDBG-DR).

Pero, González ha indicado que en una reunión que tuvo ayer con el jefe de Gabinete interino de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, quien además es director en propiedad de OMB, le recomendó crear el puesto de coordinador federal.

Maceira se distanció del respaldo de la comisionada a esa idea. “Existen los controles necesarios”, señaló, al ver como un voto de confianza al gobierno de Puerto Rico el desembolso de los primeros $1,500 millones en fondos CDBG-DR y la aprobación por FEMA de dos proyectos de vivienda pública en Ciales, a un costo de $18.8 millones.

La reunión de la comisionada con Mulvaney se dio con el propósito de discutir la objeción de la Casa Blanca a una asignación adicional de $600 millones en fondos de asistencia alimentaria para Puerto Rico y a revivir la dispensa a los gobiernos de la Isla en el pago de una porción de los trabajos de FEMA para la remoción de escombros y otras medidas de emergencia relacionadas al huracán María.

Esos dos asuntos son parte del proyecto demócrata para mitigar recientes desastres naturales que se intenta incluir en cualquier acuerdo sobre una legislación que financie el presupuesto para el resto del año fiscal federal e incluya medidas relacionadas a la seguridad en la frontera con México.

El Congreso y la Casa Blanca tienen hasta el viernes próximo, 15 de febrero, para lograr un acuerdo sobre el presupuesto que evite un nuevo cierre parcial del gobierno federal.


💬Ver 0 comentarios