Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Bolsas plásticas (horizontal-x3)
De convertirse en ley, el DRNA y la JCA estarían a cargo de una campaña educativa sobre la prohibición y la ventaja del uso de bolsas reusables. La etapa de orientación pública duraría seis meses. (Teresa Canino)

La medida legislativa que busca prohibir el uso de bolsas plásticas en los comercios del País continúa viva y tan pronto como la semana entrante se realizarán reuniones para discutirla.

El Proyecto de la Cámara 1100, aprobado el año pasado por ese cuerpo legislativo, está bajo la consideración de la Comisión de Recursos Naturales y Ambientales del Senado.

“En las próximas semanas voy a tener reuniones con diversos grupos para discutir el proyecto y no descarto ir a vistas públicas también”, manifestó Cirilo Tirado, presidente de la comisión senatorial, mientras aseguraba que la medida, de la autoría del representante José Báez, sigue viva.

“Voy a reunirme con diversos grupos para ver cómo podemos llegar a un punto medio. Quiero escuchar sus argumentos, tener todos los cuadros claros antes de bajar la medida”, añadió el senador.

Tirado indicó que se reunirá con grupos comunitarios, productores o vendedores de bolsas plásticas en la Isla, entre otros. También buscará la opinión de la EPA, el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) y la Junta de Calidad Ambiental (JCA).

“Quiero evaluar los puntos de ellos. Los que producen las bolsas dicen que le crearía problemas en sus negocios y que hasta llegarían a cerrar. Con las agencias gubernamentales me gustaría ver cómo esto se implantaría”, comentó Tirado.

El P de la C 1100 fue presentando por el representante Báez. En su versión original se pretendía cobrar $1 por cada bolsa plástica que el cliente requiriera. La pieza fue enmendada para entonces perseguir la prohibición total de las bolsas plásticas y promover el uso de bolsos reutilizables.

De convertirse en ley, el DRNA y la JCA estarían a cargo de una campaña educativa sobre la prohibición y la ventaja del uso de bolsas reusables. La etapa de orientación pública duraría seis meses. 

La implantación se haría por etapas. Luego de los seis meses de educación, la ley sería implementada en los grandes comercios. Al año se aplicaría a los pequeños y medianos comercios.

"Aquí se va a atender el grave daño que se ocasiona a la vida marina, ya que más de 150 especies consumen las bolsas plásticas al confundirlas con alimentos y terminan muriendo porque ese material se aloja en su estómago, sin que tengan manera de expulsarlo", argumentó Báez a este medio cuando se aprobó la medida.

En Puerto Rico, cerca del 90% de las bolsas plásticas terminan su ciclo en vertederos. Las bolsas plásticas tardan en descomponerse entre 150 y 500 años, aproximadamente, y sus componentes se convierten en tóxicos que contaminan los suelos y los cuerpos de agua. Durante la Limpieza Internacional de Costas del 2008, en Puerto Rico se recogieron 24,000 bolsas plásticas, destacó Báez.


💬Ver 0 comentarios