De izquierda a derecha, Pedro García Figueroa, alcalde de Hormigueros; Carmen Maldonado, alcaldesa de Morovis; Luis Javier Hernández, alcalde de Villalba; y José “Josian” Santiago, alcalde de Comerío, durante una conferencia de prensa. (ELNUEVODIA.COM)

A una semana de las elecciones generales del 3 de noviembre, alcaldes del Partido Popular Democrático (PPD) responsabilizaron a la actual administración gubernamental del Partido Nuevo Progresista (PNP) por la advertencia de despido de empleados públicos que hizo ayer la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

Repasaron, además, la reducción de fondos por parte del gobierno estatal a los municipios este cuatrienio y calificaron como un acto de corrupción la limitación de los servicios a la ciudadanía.

“No hay mayor acto de corrupción que el negarles los servicios a nuestro pueblo y este gobierno ha intentado destruir a los municipios, ha destruido las agencias gubernamentales", afirmó el alcalde de Villalba, Luis Javier Hernández.

"Ahora están en contubernio con la Junta de Control Fiscal para despedir empleados públicos, que no es otra cosa que revivir lo que vivimos bajo la Ley 7 (bajo la cual se despidieron 30,000 trabajadores)″, subrayó.

Los alcaldes apuestan a la descentralización del gobierno estatal y los fondos, carta de presentación en el programa de gobierno del candidato a la gobernación por el PPD, Carlos “Charlie” Delgado Altieri, como punta de lanza para eliminar la burocracia gubernamental, la dificultad de los ciudadanos de obtener servicios y la corrupción.

“Para lograr una segunda transformación en Puerto Rico resulta fundamental revisitar y fortalecer la estrategia de descentralización de funciones y recursos a los municipios, porque es desde estos y sus comunidades que se levanta el país”, expresó Hernández.

Con la descentralización, argumentó el alcalde de Comerío, José “Josian” Santiago, el gobierno crearía ahorros por mil millones, lo que le permitiría al gobierno estatal destinar fondos a asuntos que requieren atención de urgencia, como las pensiones de retiro de los empleados públicos y la Universidad de Puerto Rico.

“En necesario en este momento marcar contrastes para que ese pueblo, ese electorado que va a ejercer ese derecho al voto el próximo martes, tenga los elementos de juicio que le permita tomar una decisión correcta", dijo Santiago, al criticar principalmente al candidato a la gobernación por el PNP, Pedro Pierluisi, y adjudicarle responsabilidad en el plan fiscal aprobado por la JSF.

La Junta advirtió ayer que si el gobierno insiste en conceder beneficios a los pensionados u ofrecer más beneficios a los trabajadores activos, tendrá que hacer más recortes en sus costos operacionales, incluyendo el despido de empleados públicos, por entender que el fisco verá un golpe adverso de unos $8,300 millones al cabo de 30 años.

“Ese plan llevaría a dejar desprovistos de recursos a más de 30 o 40 municipios que pueden quedar inoperantes, esa es la realidad de la propuesta del gobierno PNP y del Plan Fiscal que apoyó Pedro Pierluisi siendo asesor (de la Junta)", apuntó Santiago.

Los alcaldes explicaron que, al hablar de descentralización, se refieren a la transferencia de poderes y de recursos del gobierno central a los gobiernos locales o municipios, entes que están más cerca de la ciudadanía.

“Lo que buscamos es resaltar como alcaldes es que cuando se allegan los fondos al gobierno local, los servicios pueden prestarse con mayor prontitud y agilidad, ya que los municipios son la primera línea de respuesta, garantizando una prestación de servicios públicos de cercanía y mayor eficiencia, esto ha quedado evidenciado tras el paso de los huracanes Irma y María, los terremotos, y más recientemente la pandemia”, dijo el alcalde de Villalba.

Del mismo modo, el alcalde de Hormigueros, Pedro García Figueroa, sostuvo que al descentralizar el gasto público, el desarrollo no se concentrará en la región metropolitana, sino que habrá una distribución de los recursos a través de los 78 municipios. García manifestó que el la actual administración gubernamental ha abandonado responsabilidades básicas, como la poda del pasto a los extremos y el centro de las carreteares estatales, y el mantenimiento e las vías en general.

“Este gobierno cuando llegó al poder eliminó los contratos de mantenimiento de carreteras estatales, secundarias, terciarias, y primarias. Y no solo los eliminó, sino que nos quedó a deber dinero”, aseguró al señalar que el gobierno estatal le adeuda 76,000 a Hormigueros. “A los municipios le han quitado $260 millones en lo que va de cuatrienio”, puntualizó.

El ejecutivo municipal criticó que en las semanas previas a las elecciones el gobierno estatal esté atendiendo ahora asuntos sencillos como la falta de asfalto en las carreteras, “pero apresuradamente, porque tienen que estar nítido antes del día de la elección, pues eso es corrupción".

En la misma dirección, el alcalde de Villalba señaló que “el mayor acto de corrupción es el quitarle los servicios básicos a la gente. Este gobierno desde el inicio en contubernio con la Junta de Supervisión Fiscal y Pedro Pierluisi siendo su asesor, intentó destruir los servicios que brindan los municipios. Su plan de ganar la gobernación es sentar a la JSF a su lado en fortaleza para terminar de destruir los municipios”.

Asimismo, denunciaron que el propio gobierno estatal ha dificultado el acceso de los municipios a los miles de millones en fondos federales de asistencia tras los huracanes Irma y María, mientras hay dinero que no se ha utilizado adecuadamente.

“Este gobierno trabajó con un mal manejo en los fondos federales que lamentablemente nuestra gente no pudo recibir de manera correcta”, señaló la alcaldesa de Morovis, Carmen Maldonado González, mencionando como ejemplo “los cargos que los contratistas de Tu Hogar Renace imponían por la compra de algunos artículos y materiales, una denuncia que se ha levantado en la Isla desde distintos frentes. Unos 300 millones de dólares se invirtieron en un programa poco productivo y que benefició a empresas extranjeras”.