Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

El Tribunal de Apelaciones se negó a revocar hoy la orden de protección expedida a favor de la senadora Melinda Romero Donelly contra su exesposo, el agente William Fuentes López.

La orden de protección fue expedida por el Tribunal de Primera Instancia de San Juan el 6 de marzo a petición de la legisladora, luego de que su secretaria recibiera una llamada en la que una mujer que no se identificó le informó que Fuentes López había dicho que le “pegará un tiro”  a la senadora.

La orden fue expedida con vigencia hasta mañana, fecha para la que también se pautó una vista judicial sobre el caso.

Según el tribunal,  el excompañero de Romero Donelly alegó que la orden de protección violentó las disposiciones de la Ley 54 al basarse en “prueba de referencia múltiple carente de valor probatorio”, y que también violó su derecho al debido proceso porque señaló la próxima vista en un término mayor a los cinco días establecidos en la ley.

A estos argumentos, el Apelativo respondió que “no basta la mera alegación de error en la apreciación de la prueba para mover a este foro a intervenir en las determinaciones de hechos del foro de instancia”.

El tribunal también expresó que no erró al señalar la vista 14 días después de expedida la orden de protección  porque eso puede hacerse hasta 20 días de expedida la orden.

“Además, para el 20 de marzo de 2012 está pautada la vista en la cual el señor Fuentes tendrá su día en corte, pudiendo entonces ejercer su derecho a presentar cabalmente las objeciones a la orden de protección en controversia. Este evento, es decir, la proximidad de la vista, nos lleva a concluir que la etapa del procedimiento en que se presenta el recurso de certiorari ante nos no es la más propicia para su consideración”, indica el documento preparado por el juez  Figueroa Cabán, identificado como juez ponente, y firmado por la secretaria del Tribunal de Apelaciones, Dimarie Alicea Lozada.