Juan Salgado sí sostuvo que las figuras que representaban a Salud en el proceso de compras, Adil Rosa y Mariel Rivera Rivera “sin mala intención… no estaban entrenadas completamente para bregar con esto… fue falta de experiencia”.
Juan Salgado sí sostuvo que las figuras que representaban a Salud en el proceso de compras, Adil Rosa y Mariel Rivera Rivera “sin mala intención… no estaban entrenadas completamente para bregar con esto… fue falta de experiencia”. ([email protected])

A nuestra audiencia: El Nuevo Día te ofrece acceso libre de costo a su cobertura noticiosa relacionada con el COVID-19. Si quieres apoyar nuestra misión de brindarte información verdadera, pertinente y útil ahora y después de la emergencia, te exhortamos a suscribirte en suscripciones.elnuevodia.com.

El doctor Juan Salgado, del task force médico, dijo esta tarde que los miembros del equipo asesor de la gobernadora Wanda Vázquez Garced no tienen razón alguna para pedirle disculpas al pueblo puertorriqueño porque no tienen responsabilidad alguna sobre la fallida compra de un millón de pruebas Covid-19 a la empresa Apex General Contractors.

Durante la vista pública de hoy de la Comisión de Salud de la Cámara de Representantes, Salgado básicamente responsabilizó al equipo de la División de Compras del Departamento de Salud por la malograda transacción, aunque miembros del task force sí recomendaron la compra a una empresa que ni siquiera tenía una relación contractual con el supuesto suplidor.

“Nosotros no dimos órdenes de comprar tal cosa o compra a esta compañía y ha quedado meridianamente claro que no tuvimos nada que ver con un referido. Una cosa es que refieras y otra cosa es que tengas un trato preferencial”, dijo Salgado a periodistas al finalizar su presentación en la vista.

Salgado sí sostuvo que las figuras que representaban a Salud en el proceso de compras, Adil Rosa, ex secretaria Auxiliar de Administración de Salud y la analista de compras Mariel Rivera Rivera “sin mala intención… no estaban entrenadas completamente para bregar con esto… fue falta de experiencia”, sostuvo.

Rosa llegó a Salud en un destaque en el 2018 y Rivera Rivera llegó a la agencia en noviembre del año proveniente de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) y nunca había tenido experiencia en ese campo.

“Gracias a Dios el dinero se recuperó”, agregó Salgado al rechazar que el país no tenga más pruebas hoy. “No hay muestras, porque no hay muestras”.

Al ser abordado sobre si la oferta de Apex General Contractors, que prometía un millón de pruebas en el país en un periodo de cinco días, requería de mayor suspicacia y envolvimiento de los miembros del task force antes de recomendar la compra, como saber el nombre de la compañía, sus incorporadores, el tipo de prueba y tener acceso a literatura de la empresa, Salgado nuevamente desvió la responsabilidad al personal de Salud.

“Acuérdate que el task force calculaba cuántas pruebas faltaban”, dijo. “Llegaron. (Dijeron) Tenemos estas compañías, están aprobadas, son pruebas buenas y son un millón de pruebas y llegan en cinco días”.

Apex no tenía relación contractual con el suplidor de las pruebas al momento de firmar el contrato.

“Ahora con el rectoscopio es un mamey. Si tuviera ruedas, fuera bicicleta, pero en ese momento…”, dijo.

¿No merece una disculpa al país? Estaban en una posición de mucho poder… se le dijo.

El task force hizo su trabajo. Nosotros hicimos las recomendaciones, los protocolos que había que hacer. Hicimos el trabajo que se nos asignó a nosotros. Dar una disculpa al país por esto que pasó… me da mucha pena que haya pasado esto, pero no era responsabilidad de nosotros. El doctor Segundo Rodríguez manejó bien la situación y entiendo que no hicimos de lo que nos podamos arrepentir”.