Gerardo “Toñito Cruz, comisionado electoral del Partido Popular Democrático trabaja en la redacción de un nuevo Código Electoral.
Gerardo “Toñito Cruz, comisionado electoral del Partido Popular Democrático trabaja en la redacción de un nuevo Código Electoral. (Ramón "Tonito" Zayas)

El comisionado electoral del Partido Popular Democrático (PPD), Gerardo “Toñito” Cruz, trabaja un nuevo proyecto que derogaría el actual Código Electoral y que da particular énfasis a tres áreas: la organización administrativa de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE), el balance electoral y los conceptos de domicilio electoral, voto ausente y voto adelantado.

En entrevista con El Nuevo Día, Cruz dijo que la evaluación que hace del Código Electoral es de conocimiento del presidente de la Pava, José Luis Dalmau. En expresiones recientes, Dalmau fue contundente en que en el Senado se trabajaría cualquier medida de esta naturaleza por consenso con el resto de los partidos políticos. De esta forma, Dalmau dejó al descubierto las fisuras al interior del PPD en cuanto al tema del Código Electoral.

El trabajo de Cruz se suma al que realiza el vicepresidente de la Cámara de Representantes, José “Conny” Varela, quien busca enmendar el actual Código Electoral. De hecho, Varela tendrá mañana, lunes, una reunión con los portavoces de cada partido para intentar armonizar la pieza legislativa que, hasta el momento, ha sido cuestionada.

El PPD prometió durante la pasada campaña derogar el Código Electoral, pero ahora, por iniciativa de la Cámara de Representantes, se propone enmendarlo.

¿Dónde queda el proyecto para derogar el Código que trabaja la Cámara con el aval del presidente Rafael “Tatito” Hernández?, cuestionó este medio.

“Bueno, yo lo estoy haciendo (un nuevo Código Electoral) con el presidente del partido”, afirmó Cruz.

Cruz rechazó que su trabajo deje al descubierto las fisuras que hay en el PPD en cuanto al tema electoral.

“Yo no creo porque el tema electoral se tiene que dar en función sobre lo que le es conveniente al Partido Popular como institución y creo que así lo miran los demás. Por lo tanto, la discusión que se va a generar en el Partido Popular se va a generar cuando el proyecto esté culminado. En estos momentos, estas discusiones las tengo con el presidente del partido, sentenció el comisionado electoral.

El Código Electoral que busca conformar Cruz está centrado en atender tres áreas que, a su juicio, fueron las más trastocadas con los cambios que hizo la Legislatura en el 2020 cuando aprobó el ordenamiento vigente. Destacó que lo que trabaja son sus ideas, aunque las ha dialogado de manera informal con algunos de sus homólogos.

Cruz dejó claro que en el aspecto administrativo, es impensable que la CEE vuelva al tiempo en que tenía un presupuesto de $30 millones en año no electoral y $25 adicionales para el año electoral.

“En el tema de la administración, una piedra angular es que todos estamos conscientes de que la CEE tiene que reducir dramáticamente sus costos operacionales. No puede haber menos dinero para los municipios y otras agencias del Estado de menos importancia y la CEE estar intocada en su presupuesto. La CEE tiene que reducir sus gastos operacionales particularmente en nómina”, apuntó.

“Creo que hay que hacer una cirugía mayor a la plantilla en términos de posiciones. Aquí (en la CEE) hay muchas áreas que, de verdad, no tienen funcionalidad para la Comisión del siglo 21. Hay cosas que pueden cambiar dramáticamente para maximizar los recursos. Aquí hay muchos supervisores que supervisan un empleado. Lo encuentro inconcebible”, abundó.

Pero también, entre los cambios, deben haber unos inherentes a la CEE, al electorado y a los partidos políticos, puntualizó el también exalcalde de Ceiba.

“La Comisión tiene que proyectarse de manera distinta. Ser atractivo al elector y crear conciencia en el elector de que tiene sus responsabilidades”, dijo.

Además, Cruz cree que la CEE debe regresar a parte de la estructura que tenía previo a julio del 2020.

“La propuesta es que nosotros regresemos al concepto original que es un presidente en representación del interés público, en donde todos los partidos políticos que están representados en la Comisión tengan participación igual. No tan solo en las áreas electorales sino también en el funcionamiento del ente de la Comisión”, dijo.

Aclaró que no avala que regresen las vicepresidencias a la CEE, eliminadas con el nuevo Código Electoral, pero sí cree debe restaurarse las figuras de los subsecretarios y que el presidente o presidenta alterna no debe estar en funciones al mismo tiempo que en presidente en propiedad del ente electoral.

“La figura del presidente alterno debe ser como se concibió en su origen, que sea cuando ocurra una vacante del presidente de la CEE. No es un entra y sale. Si recomendaría que regresaran los subsecretarios porque pueden ayudar a la administración en diferentes áreas como lo que hacían los vicepresidentes. De esa manera, los partidos políticos tienen presencia en todas las áreas de la CEE”, afirmó Cruz.

En cuanto al balance electoral, el comisionado electoral de la Pava sostuvo que cree “que todos debemos tener representación en todas las áreas electorales, en reducir plantillas”.

“Cualquier restructuración de la CEE no puede representar gastos adicionales al presupuesto de la CEE. Eso se pude hacer moviendo personas de un lugar a otro. Cada partido va a definir sus prioridades en la CEE”, dijo.

Pero fue enfático en que esto requerirá “desprendimiento” de todos los partidos políticos.

“Todos estamos conscientes que no puede ser una Comisión más cara, que represente más gastos públicos al contribuyente. Se requiere desprendimiento y todos los partidos políticos estamos conscientes de que es así”, sentenció.

Reconoció, sin embargo, que puede haber “resistencia” del Partido Nuevo Progresista en aprobar un nuevo Código Electoral, sobre todo, cuando el vigente es de su creación.

Respecto a los conceptos de domicilio electoral, voto ausente y voto adelantado, Cruz destacó que llegaron al Código Electoral “para quedarse”, pero deben tener garras para garantizar su pureza y fiscalización.

“Son el principal causante de los problemas que vimos en las elecciones generales y que están vinculados ahora mismo con la controversia del voto de Ricardo Rosselló. Todos los comisionados sabemos que esas modalidades llegaron para quedarse, pero tanto el voto ausente como el voto adelantado necesitan ser revisados para ofrecerles mayores garantías no tan solo en su trámite sino para asegurarnos que el elector que reclama esa modalidad, realmente tiene derecho a ello”. sostuvo.

“Por ejemplo, a los partidos políticos se les encomendó -desde la creación de esta ley que dio paso a la CEE en 1977- ser los vigilantes y protectores de la Ley Electoral inscribiendo electores y recusando aquellos electores que no tienen derecho a votar y 40 años después ese trabajo se dejó de hacer. Eso es lo que ha permitido que electores que ni tan siquiera viven en Puerto Rico estén solicitando voto adelanto o voto ausente sin tener derecho a ello”, abundó.

“Esos conceptos, en el capítulo que tiene que ver con derecho de los electores, tenemos que revisarlos para reforzar tales conceptos de forma tal que cuando se celebren los eventos electorales, voten los que realmente tienen derecho a ello para evitar el fraude electoral”, continuó.

💬Ver comentarios