Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

El gobernador Alejandro García Padilla presentó este lunes su plan para minimizar el impacto del aumento tarifario que entraría en vigor a partir del 1 de julio próximo, en la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA).

La propuesta del Ejecutivo incluye a corto plazo la presentación de un anteproyecto de ley para establecer una tarifa preferencial de electricidad para la AAA que presuntamente generaría $50 millones en ahorros anuales, así como otras medidas que a mediano y largo plazo supondrían $17 millones en economías en esa corporación pública.

"Esta tarifa preferencial producirá un ahorro estimado de $50 millones anuales en la Autoridad de Acueductos. Este ahorro viene a beneficiar el 100% de los clientes residenciales de la Autoridad, pero en especial a los dos millones de puertorriqueños que representan el 57% de la población que consumen 15 metros cúbicos o menos", explicó.

El grupo que menos sentiría el alza en el servicio de agua potable incluye al 36% que paga la tarifa básica, que son aquellos que consumen entre cero a 10 metros cúbicos del líquido, y el 21% que utiliza entre 11 y 15 metros cúbicos.

Alberto Lázaro, presidente ejecutivo de la AAA, precisó que los abonados que pagan la tarifa básica tendrían un aumento de $4 en lugar de $12, a partir de julio entrante, como se había anticipado, y quienes pertenezcan al segundo bloque experimentarían un alza de $16 en vez de $20, como era el plan original.

Lázaro resaltó que los clientes de la AAA que pertenezcan a los bloques de mayor consumo también tendrán una merma en el aumento propuesto, pero será de aproximadamente unos $2.

"Con esta propuesta, no solo atendemos el problema fiscal de la Autoridad, sino que al mismo tiempo se promueve el ahorro de agua, pues mientras más bajo el consumo, menos el costo por metro cúbico. Si una persona está consumiendo 12 metros cúbicos, si pasara a consumir 10 o menos, la reducción en su tarifa es dramática; si consume más de 15 (metros cúbicos) y baja entre 15 y 11, tiene una reducción en su tarifa de lo que paga, menos de 10, aún más", sostuvo García Padilla.

Las otras alternativas que producirían supuestamente $17 millones en ahorros, incluyen continuar desarrollando el proyecto para reducir el consumo de energía eléctrica y diversificar las fuentes energéticas, transferir a la AAA el subsidio federal para el pago de agua que se ofrece a los residentes en complejos de vivienda pública, y promover mayores recortes de gastos en la corporación pública.

Todas las opciones, incluida la tarifa preferencial de energía eléctrica, tienen que pasar ante la consideración de la Junta de Directores de la AAA antes de ponerse en vigor.

Este anuncio fue hecho por el Gobernador durante una conferencia de prensa en La Fortaleza, en la que estuvo acompañado por algunos integrantes del comité multisectorial que ideó la propuesta.