La alcaldía de Guaynabo.
La alcaldía de Guaynabo. (Archivo)

El repunte en los contagios de COVID-19 en el país no alterará la elección especial en Guaynabo para escoger a un nuevo alcalde o alcaldesa el 15 de enero.

La subcomisionada electoral del Partido Nuevo Progresista (PNP), Vanessa Santo Domingo, indicó que la votación tiene que celebrarse, en esa fecha, porque el Código Municipal dispone 30 días para llenar una vacante tras la renuncia de un alcalde.

“Para mí, el texto (de la ley) es bastante claro y taxativo. Así que la elección sigue en pie para el sábado (de la próxima semana). Además, hay un reglamento con un calendario que se aprobó”, sostuvo Santo Domingo, quien está a cargo de este evento porque el comisionado electoral Edwin Mundo se inhibió debido a que su esposa, Betsy Rivera, fue hasta ayer asesora de prensa del Municipio de Guaynabo.

El exalcalde Ángel Pérez Otero renunció a su cargo de manera oficial el 16 de diciembre de 2021, poco tiempo después de ser arrestado y acusado por corrupción pública en el foro federal. Pérez Otero entregó su carta de renuncia a la Legislatura Municipal de Guaynabo el 10 de diciembre de 2020, un día después de su arresto por presunto soborno, extorsión y soborno para recibir comisiones ilegales, lo que se conoce en inglés como “kickbacks”.

Santo Domingo señaló que, dentro de la agenda de trabajo de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE), está la publicación, la semana que viene, de la lista de los centros de votación que se abrirán para los electores de Guaynabo.

La postergación de la fecha para la votación fue una petición de la candidata Marigdalia Ramírez Fort, idea que no es respaldada por sus contrincantes Dana Miró Medina, Julio “Pipe” Abreu Sáez y Ricardo “Ricky” Aponte Martínez. El candidato Edward O’Neill Rosa no contestó a El Nuevo Día.

Ramírez Fort opinó que la cantidad de personas que irán a votar a Guaynabo es alta y, por lo mismo, sería exponer a contagios a los electores. A su juicio, lo más razonable sería retrasar la fecha de la elección especial.

“Todo el mundo está preocupado por Guaynabo, y van a salir a votar aunque estén enfermos”, comentó la candidata.

La subcomisionada electoral del PNP señaló que se tomarán medidas preventivas para evitar la propagación del virus. Recordó que las primarias y las elecciones generales de 2020 se celebraron cuando ya estaba proclamada la pandemia. Santo Domingo dijo que, en todo caso, ahora la mayoría de la población está vacunada, protección que no existía en 2020.

Mientras, el secretario del PNP, Carmelo Ríos, explicó que cualquier determinación sobre cambio de fecha para la elección especial le corresponde hacerla a la CEE.

“Este evento lo está corriendo la Comisión Estatal de Elecciones, obviamente la afiliación del PNP. Esto no es una decisión de la Secretaría (del PNP), es una ley y tenemos 30 días para celebrar la elección y los 30 días se acaban el domingo, un día después de celebrada la elección del sábado”, dijo Ríos. “Con fuerza mayor, pudiera ser que se diera esa excepción (de ampliar el término), pero es la Comisión Estatal de Elecciones la que tiene que atender ese asunto”, agregó.

Ríos se mostró satisfecho con las formalidades que se establecerán para que no haya brotes en los centros de votación.

“El elector puede estar seguro que va a tener distanciamiento y va a tener protocolo. Va a tener más protocolo que cuando van al ‘mall’ (centro comercial)”, dijo el también senador novoprogresista. “Nuestro componente electoral está listo para el proceso”, añadió.

Opinan los aspirantes

Por su parte, el candidato Aponte Martínez señaló que, aunque acataría una posposición del evento, no lo cree necesario. Por el contrario, piensa que, en estos momentos, un cambio de fecha produciría confusión a los electores.

“Nosotros nos estamos preparando para la elección del 15 de enero. Si la Comisión decide posponerlo, pues nosotros respetaremos esa decisión”, comentó Aponte Martínez. “Ahora, uno, es que se tiene que cumplir con unos términos de una ley que se aprobó y, dos, seguir cambiando fecha lo que puede hacer es crear más confusión porque, en realidad, ya la gente se ha preparado para la fecha del 15 de enero”, abundó.

En tanto, Miró Medina opinó que la elección especial deber mantenerse para el próximo fin de semana, aunque hubiese preferido que fuera domingo porque, a su juicio, se conseguiría una mayor participación electoral al haber más personas libres de compromisos laborales ese día de la semana.

“Guaynabo necesita finalmente un alcalde o alcaldesa en propiedad. Me parece que este es el momento en que hay que llevarlo a cabo (el proceso de votación)”, expresó la candidata.

Miró Medina, quien se desempeña como ayudante especial del secretario de Salud, Carlos Mellado, indicó que le manifestó a la CEE que, para evitar contagios, deben abrirse más centros de votación y así reducir la aglomeración de electores en las filas de los colegios en los que se votará, de manera que se asegure el distanciamiento necesario, así como otras recomendaciones del Departamento de Salud.

Miró Medina señaló que los candidatos fueron citados a una videoreunión hoy para discutir varias de las peticiones de los aspirantes. En esa reunión, espera que se les informe sobre la cantidad final de centros de votación disponibles.

Por otro lado, el candidato Abreu Sáez también opinó que la elección especial de Guaynabo debe mantenerse en la fecha programada.

“La Comisión ya tiene un protocolo para el COVID, que ha sido claro. En las primarias pasadas, fue muy efectivo e incluso personas que eran pacientes de COVID en ese momento, tuvieron la oportunidad de que se les tomara su voto en los autos, utilizando el equipo protector”, señaló el aspirante a alcalde.

Abreu Sáez expresó que urge que el Municipio de Guaynabo tenga ya un ejecutivo municipal en propiedad.

Desde el 10 de diciembre, la alcaldía es dirigida interinamente por Luisa Colom García.

💬Ver comentarios