Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Los miembros de la Junta en una reunión el año pasado. (GFR Media)
Los miembros de la Junta en una reunión el año pasado. (GFR Media)

Los legisladores del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau y Denis Márques, anunciaron este jueves un proyecto de ley que busca que se realice una consulta en la que el pueblo reclame “de manera contundente” la eliminación inmediata de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), creada mediante la Ley Promesa.

La medida, radicada tanto en el Senado como en la Cámara de Representantes, surge luego que la idea de esta consulta no hallara eco en el gobernador Ricardo Rosselló, quien también preside el Partido Nuevo Progresista, dijeron los legisladores.

“Que permita que el pueblo de Puerto Rico se exprese haciendo una exigencia contundente por encima del liderato político, en este caso el gobernador”, afirmó Dalmau en conferencia de prensa en el Senado.

Recordó que en mayo pasado el presidente y presidente ejecutivo del PIP, Rubén Berríos Martínez y Fernando Martín respectivamente, se reunieron en La Fortaleza con el primer ejecutivo para expresarle que la consulta era la herramienta idónea para combatir la JSF. La sugerencia estaba acompañada de otras iniciativas que, igualmente, tenían la intención de denunciar el atropello de la JSF y la forma en que anulaba el gobierno electo del país, dejando claro el estado colonial de Puerto Rico, indicaron.

Sin embargo, Dalmau apuntó que, pese a las múltiples llamadas telefónicas y esfuerzos para lograr una respuesta del primer ejecutivo, no tuvieron éxito en lograr su aval.

En el caso del Partido Popular Democrático, el presidente de la colectividad, Héctor Ferrer, delegó en el secretario general, Carlos Delgado, atender la propuesta del PIP, dijeron los dos legisladores pipiolos. Pero ante la inacción del presidente del PNP, quedó en nada el consenso tripartita.

“Ni siquiera tuvieron la mínima forma civilizada de contestar las comunicaciones escritas aun cuando en la reunión con el presidente del PIP había dicho públicamente que veía con buenos ojos  la propuesta y que estaba abierto a que la misma se pudiera encaminar”, dijo Dalmau.

“Hemos tenido que dar por entendido que el gobernador seguirá la ruta de la obediencia", agregó.

Las propuestas del PIP, al liderato político del país, no solo incluían una consulta, sino también exigir una reunión con el presidente de los Estados Unidos, acudir a entrevistas con las mesas editoriales de los medios más influyentes, comparecer a organismos internacionales y denunciar la situación de la isla colonial.  

Ahora, explicaron los legisladores, con la consulta se buscará que el electorado diga si quiere “sí o no” que se elimine la JSF. También deberá expresarse “en un término no mayor de un año de esta votación” para que se inicie un proceso de descolonización, indican las piezas legislativas (P. de la C. 1714 y el P. de la S. 1053).

Márquez precisó que la consulta, de aprobarse la medida, será el día de las elecciones y no debe representar “gastos excesivos” para el gobierno. Dijo que lo que requiere es la impresión de una papeleta y que la Comisión Estatal de Elecciones

“Lo que pretendemos con este proyecto de ley es que haya una expresión contundente del pueblo de Puerto Rico no solo en contra de la Junta de Control Fiscal sino en contra de lo que lo crea, que es el colonialismo”, aseveró Márquez.