Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

El presidente cameral Carlos "Johnny" Méndez que si Ricardo Rosselló Nevares no renuncia hoy, el informe no sería referido a las “autoridades pertinentes” hasta que finalice el juicio político.
El presidente cameral Carlos "Johnny" Méndez que si Ricardo Rosselló Nevares no renuncia hoy, el informe no sería referido a las “autoridades pertinentes” hasta que finalice el juicio político.

El presidente de la Cámara de Representantes, Carlos “Johnny” Méndez, no reveló a la prensa el informe que comisionó a tres juristas para que analizaran el chat de Telegram en que participó el gobernador Ricardo Rosselló Nevares, pero aseguró en conferencia de prensa que como único se detendrá el proceso de residenciamiento del primer mandatario es que anuncie su renuncia esta tarde.

“El proceso comenzó. Como único se puede detener el proceso es que el gobernador presente su renuncia. Si no presenta su renuncia, continuará hasta el final”, dijo Méndez a preguntas de la prensa y flanqueado por 22 representantes de mayoría. Dijo que tiene los 34 votos para residenciar al gobernador.

“Los hay”, dijo.

Méndez asintió con la cabeza cuando se le preguntó si el comité de juristas, integrado por Francisco Reyes, Luis Enrique Rodríguez y Enrique Colón Santana, encontró suficiente información para concluir que se habían cometido tres violaciones al Código Penal.

El Nuevo Día confirmó por fuentes legislativas que el gobernador pudo haber violado tres artículos del Código Penal relacionados a aprovechamiento ilícito de trabajo o servicios públicos (artículo 252) y negligencia en el cumplimiento del deber (artículo 263).

Igualmente, el informe concluye que Rosselló pudo haber violado dos incisos de la Ley de Ética Gubernamental al supuestamente beneficiar a una figura privada, en este caso su ex mano derecha Elías Sánchez Sifonte y al fomentar actividades, directa o indirectamente, que promuevan intereses electorales de cualquier partido o candidato. Esta conducta se consigna en los incisos b y k del artículo 4.2 de la Ley de Ética Gubernamental.

El inciso B alude a como un servidor público no podrá usar los deberes y facultades del puesto ni propiedad o fondos públicos para obtener beneficio para él o ella o algún ciudadano privado. El inciso K, que constituye un delito menos grave, alude a promover intereses electorales de un partido o candidato.

Presionado por la prensa para que explicara por qué no hacía público el informe, Méndez fue evasivo en todo momento y tampoco quiso detallar los delitos supuestamente cometidos. Dijo que, si Rosselló no renuncia hoy, el informe no sería referido a las “autoridades pertinentes” hasta que finalice el juicio político contra el primer mandatario.

De darse la renuncia, el informe sería referido "inmediatamente" a las autoridades, añadió Méndez.

Sin embargo, en otro momento de la conferencia de prensa se contradijo al señalar que “si el proceso no lo detiene, el gobernador sería referido a las agencias pertinentes”.

Dijo que tenía que “analizar” si entregaría el documento a las autoridades federales. De hecho, no precisó si haría un referido al Departamento de Justicia, ni mucho menos cuando.

Al ser cuestionado sobre si haría público el informe y cuando lo entregaría a las minorías, Méndez fue evasivo.

“Es un trabajo que comisioné para mí. Lo compartiré en algún momento”, dijo.

Méndez aseguró que, en el caucus de hoy que duró más de tres horas, no se discutió el tema de la vacante en el Departamento de Estado, una de las pocas posiciones que requiere la confirmación de los dos cuerpos legislativos. Sin embargo, El Nuevo Día supo que Méndez sí les comentó a sus correligionarios que se mencionaban “varios nombres” pero que ninguno había sido presentado por Rosselló.

Durante el caucus, Méndez leyó el informe de 10 páginas a sus compañeros.

A preguntas, Méndez dijo que la Cámara necesitó 26 representantes para poder autoconvocarse o lo que se en caso de que se conocía como una sesión extraordinaria, para atender un posible nombramiento a la vacante de Secretario de Estado. En el Senado hace falta 16 votos por poder sesionar. Méndez indicó que en caso de que Rosselló nombre a un nuevo Secretario de Estado, esta figura no podría juramentar como gobernador hasta que sea confirmado por ambos cuerpos legislativos.