El presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, y la gobernadora Wanda Vázquez. (Ramón “Tonito” Zayas)

Tanto la gobernadora Wanda Vázquez Garced como el presidente del Partido Nuevo Progresista (PNP), Thomas Rivera Schatz, apoyaron hoy, lunes, la labor de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) a pesar de que miles de afiliados de ese partido no pudieron ejercer, de forma adelantada, el derecho al voto en las primarias.

El comité de campaña de Pedro Pierluisi estima que alrededor de 6,500 a 7,000 electores no pudieron ejercer el voto adelantado, del total de 21,598 que lo habían solicitado. La cifra de los electores que participaron proviene de los funcionarios de colegio de la campaña de Pierluisi, indicó su representante ante la CEE, Edwin Mundo, pues la CEE aún no ha terminado de revisar las listas.

“Ningún ciudadano que no haya tenido la oportunidad de votar el pasado sábado, va a quedarse sin votar... En ese sentido, creo que no debe quedar duda ni tampoco nosotros sembrar dudas donde no las debe haber”, contestó Vázquez Garced, a preguntas de El Nuevo Día.

La CEE emitió una resolución en la cual dice que quienes no pudieron votar, como previsto, el sábado anterior, podrán acudir a colegios preferentes el próximo domingo, 9 de agosto, en que se celebrarán las primarias, pero el objetivo del voto adelantado es precisamente garantizar el derecho a electores que, por razones de trabajo u otra, no podrán participar el día de la elección.

Rivera Schatz informó que hoy, la CEE está revisando la lista de las personas que se quedaron sin votar de forma adelantada, para que puedan hacerlo el próximo domingo, en el día de las primarias.

“Hay un remedio para que voten. Se ha hecho todo lo que está al alcance. Sabemos que siempre hay gente que tiene alguna dificultad; nos da muchísima pena, pero estamos haciendo el máximo posible”, observó Rivera Schatz durante una conferencia de prensa en la que participó junto a la gobernadora.

Rivera Schatz adjudicó los problemas en el traslado de los materiales a los colegios electorales a la tormenta Isaías, que provocó un cierre en las operaciones gubernamentales. Dijo que los vehículos con las papeletas y otros materiales salieron el mismo sábado, en lugar del día antes, como comúnmente ocurre. Además, en lugar de un vehículo por unidad electoral, se enviaron vehículos a repartir los materiales a varias unidades dentro de un municipio.

“Siempre hay pájaro de mal agüero, queriendo hacer pronósticos de robo o fraude. Número uno, participó un número alto de electores. Número dos, hubo una resolución que garantiza el derecho al voto a todos los que no pudieron hacerlo”, reaccionó el presidente del PNP y del Senado.

Aseguró que, en la mayoría de los centros de votación, participó cerca del 60% del electorado que solicitó el voto adelantado, mientras que, de los 3,140 que solicitaron el voto a domicilio, ayer se reportó que 2,884 votaron.

“Hubo una complicación como también el pueblo de Puerto Rico tuvo una complicación con el clima esta semana”, mencionó Rivera Schatz.

La gobernadora coincidió con sus aseveraciones e indicó que el proceso del voto adelantado se complicó pues “se dio después de tres días, de una tormenta por Puerto Rico”.