Maletas de la Comisión Estatal de Elecciones donde se guardan las papeletas. (GFR Media)
Maletas de la Comisión Estatal de Elecciones donde se guardan las papeletas. (GFR Media)

Hoy vence el plazo, dispuesto en el Código Electoral, para que cualquier candidato que no prevaleció en la contienda electoral de noviembre, impugne el resultado, lo que hasta el momento ha sucedido con la alcaldía de Aguadilla, Culebra y Barranquitas.

Además, se avecina otra impugnación del candidato por nominación directa a la alcaldía de Guánica, Edgardo Cruz Vélez, según anticipó a El Nuevo Día.

“Estamos trabajando el recurso (la impugnación) para presentarla hoy. Esta contienda (de Guánica) se trabajó sin control alguno, sin orden alguno”, dijo Cruz Vélez.

Además, Cruz Vélez mantiene en el Tribunal de Primera Instancia de San Juan una demanda exigiendo que la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) cuadre las actas correspondientes a la contienda de Guánica.

Cruz Vélez ni siquiera comprende, como lo han manifestado algunos de los comisionados electorales, por qué el candidato del Partido Popular Democrático, Ismael “Titi” Rodríguez, prevaleció en Guánica por 54 votos cuando en diciembre la CEE decía públicamente que la diferencia era de 24 votos.

El Código Electoral dispone en su Artículo 10.5 que “cualquier candidato que impugnare la elección de otro, deberá presentar ante el juez en la sala de la región judicial de San Juan designada de conformidad con el Capítulo XIII de esta Ley, y dentro de los diez días siguientes a la fecha de notificación de la certificación de elección para cada cargo público electivo en el escrutinio general, un escrito, exponiendo bajo juramento las razones en que fundamenta su impugnación, las que deberán ser de tal naturaleza que, de probarse, bastarían para cambiar el resultado de la elección”.

El ahora exalcalde de Culebra del Partido Popular Democrático (PPD), Iván Solís, presentó su impugnación solicitando que se declaren ilegales y nulos votos y que se anule el certificado de elección emitido a favor del candidato del Partido Nuevo Progresista (PNP) Edilberto Romero Llovet, porque ganó gracias a 29 votos, que alega, se emitieron ilegalmente dado a que no son personas residentes en la isla municipio.

También impugnó el resultado de la elección la exalcaldesa de Aguadilla, Yanitsia Irizarry. El pleito legal fue radicado ante el Tribunal de Primera instancia bajo el alegato de que el nuevo Código Electoral anuló los pivazos, pero fueron contados porque el pleno de la CEE aceptó, previo a las elecciones generales, que las máquinas de escrutinio electrónico se mantuvieran programadas con la ley derogada porque no había tiempo para hacer los cambios.

El candidato a alcalde de Barranquitas por el PPD, Luis Daniel Colón, presentó su impugnación en los tribunales alegando que el voto ausente y el voto adelantado fueron “invertidos y adjudicados erróneamente por lo que existe una diferenica de 234 votos” en la contienda. Elliot Colón prevaleció como alcalde en Barranquitas según la CEE, por 165 votos.

El exsenador y comisionado electoral del PPD, Eudaldo Báez Galib explicó que cuando hay impugnaciones, el candidato certificado por la CEE continua en el cargo “hasta que se determine por el tribunal que el electo es otro”.

“En ese cargo la CEE anula la certificación original y expide la nueva de acuerdo a la decisión del tribunal”, abundó.