El polígono de tiro de la Policía en Isla de Cabras, en Cataño. (GFR Media)

Una granada militar que fue encontrada en un terreno de Canóvanas fue sometida a una detonación controlada por la Policía hoy en el polígono de tiro de Isla de Cabras, en Cataño.

El director de la División de Explosivos de la Policía, Ismael Cartagena, indicó que se trató de una granada de mano que fue hallada casualmente y que estaba apunto de detonar.

"En la zona industrial de Canóvanas, un personal estaba removiendo un terreno con maquinaria, cuando uno de ellos identificó algo que era como una caja de plástico color negra, como la que se usa para almacenar armas de fuego y llamaron a la Policía", relató Cartagena.

"Cuando nuestro personal técnico verificó, era una granada activa. Como cerca de allí hay un Head Start, se decidió trasladar a Isla de Cabras con las debidas precauciones", agregó.

Explicó que el artefacto tenía carga explosiva y el llamado "gancho" de seguridad para activarla estaba corroído, por lo que "representa un peligro. Un movimiento en falso puede hacer que se active la carga".

De hecho, dijo que el operador de la máquina que encontró el maletín tuvo suerte.

"Por lo menos, lo ve cuando lo toca la pala, pero si el 'digger' (excavadora) le pasa por encima, el peso (de la máquina) pudo haber activado la carga explosiva y la historia hubiera sido otra", indicó.

Según Cartagena, el predio de terreno en la PR-874 nunca ha tenido relación alguna con la milicia, por lo que no tienen una teoría de cómo pudo haber llegado allí.

Detalló que antes de detonar pudieron obtener una descripción en conjunto con el Negociado Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés).

El problema es que por las condiciones de la granada, no pudieron acercarse mucho, así que tuvieron que recurrir a ciertas técnicas para poder obtener un visual de las identificaciones.

El riesgo es a tal punto que Cartagena dijo que no usaron el robot de control remoto "para no perderlo".

Al momento de ser detonada, nadie estuvo a menos de 500 pies de distancia.

La detonación controlada se llevará se realizó a las 10:30 a.m.

La Policía notificó a diferentes autoridades, como a la Guardia Costera, para controlar la entrada y salida de embarcaciones por la bahía de San Juan.


💬Ver 0 comentarios