Elmer Román, secretario de Seguridad Pública. (GFR Media)

El secretario del Departamento de Seguridad Pública (DSP), Elmer L. Román, firmó este viernes en Virginia el contrato con Bode Cellmark Forensics, Inc, que será el laboratorio que analizará los conocidos como "safe kits" (equipo seguro) pendientes de evaluación en el Negociado de Ciencias Forenses.

Los citados kits albergan evidencia relacionada a una agresión sexual ocurrida 72 horas posteriores a la misma.

El contrato fue firmado por Román en nombre del gobierno de Puerto Rico y por Michael Cariola, consejero delegado y presidente de Bode.

El mismo se formalizó por un total de $1,176,600 para el manejo de unos 750 "safe kits".

Esto incluye el análisis de los safe kits usando diferentes metodologías, dependiendo si se trata de una víctima adulta o de un menor.

La idoneidad del laboratorio fue consultada por el Departamento de Seguridad Pública con un grupo de trabajo conformado por la Asociación Nacional de Secretarios de Justicia, la Sociedad Americana de Directores de Laboratorios de Crimen y el Negociado de Ciencias Forenses, dado que en la isla no existen laboratorios con la capacidad necesaria para hacer estos análisis.

"Con la firma de este contrato, finalmente tendremos respuestas para cientos de personas y de familias que han esperado por años tener certeza sobre una tragedia personal dolorosa. Así mismo, tendremos la posibilidad de encausar a responsables de la comisión de estos delitos sexuales", dijo el secretario.

Esto es "fundamental en el proceso, no sólo de hacer justicia en términos de ley y orden, pero también de dar paz y permitir cerrar capítulos personales y emocionales", explicó el secretario del DSP.

"Agradezco la diligencia y gestiones que realizó la gobernadora, Wanda Vázquez, así como el interés prioritario manifestado por la secretaria de la Gobernación, Zoé Laboy, en este asunto. Reconozco, además, a la Junta de Supervisión Fiscal que luego de mucha discusión y retos, autorizó la reprogramación de fondos necesarios para comenzar este proceso que ya en sí mismo había tardado demasiado", agregó el funcionario.

Para iniciar el proceso, personal de Bode se trasladará al Negociado de Ciencias Forenses para empaquetar las muestras y asegurarse de que su envío se hará con las condiciones adecuadas, como temperatura correcta y validación numérica específica (código de barras).

Todas los safe kits serán devueltos al Negociado de Ciencias Forenses una vez concluida la evaluación.

El contrato con Bode incluye testificar ante el tribunal en casos de que un fiscal así lo considere necesario, excluyendo los costos de viaje y estadía.


💬Ver 0 comentarios