Geri Hoops, quien alegó que los hechos ocurrieron mientras oficiales federales la intentaban deportar por no tener el visado correspondiente para entrar a Puerto Rico. (Captura pantalla)

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, en inglés) investiga la denuncia de una bailarina chilena que alegó fue violada por oficiales federales en el Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín.

Geraldine Rodríguez Olivares, quien cuenta con más de 1.4 millones seguidores en su cuenta de Instagram, denunció que fue detenida en dos ocasiones distintas por oficiales de la CBP cuando llegaba a Puerto Rico. En la primera, supuestamente la obligaron a bailar y alegó que en la segunda ocasión la violaron. En ambos momentos fue intervenida por no tener el visado correspondiente para ingresar a la isla, por lo que tenía que regresar a República Dominicana.

Geri Hoops (nombre artístico de la bailarina) narró en un vídeo publicado en YouTube que se encontraba en la isla junto a una amiga, cuando fue invitada a participar en un vídeo de Ozuna que se grabó en la República Dominicana, por lo que tuvo que viajar al vecino país. En el proceso de regresar fue que presuntamente ocurrieron los hechos.

“Me entero que a mi amiga la iban a dejar entrar a Puerto Rico y yo me tenía que quedar en el calabozo, como si hubiera cometido un delito grave. Nadie me daba una explicación. Me iba a pasar algo, yo lo presentía”, destacó la bailarina.

“Me empezaron a empujar para que pudiera bailar, fue horrible. Había un viejo asqueroso, me agarró del brazo y me puso al medio. Me tocaron palmadas en los gluteos, me tiraron billetes y hubo un momento en el que me oriné porque tenía mucho miedo. No paraba de llorar. Pasó un rato y llegaron dos tipos que me dijeron que me tenían que revisarme nuevamente, antidrogas. Les pregunto por qué, porque ya me habían revisado al principio. Me dicen que me quite la ropa y me dicen que me ponga a la pared como cuando dicen que te van a revisar. Uno me separó las piernas, pero no me estaba revisando y después ya me violaron”, detalló Hoops.

Al momento de la publicación de este reportaje, el vídeo compartido en YouTube tenía más de 182,000 visualizaciones.

El oficial de información pública de CBP, Jeffrey Quiñones, indicó a El Nuevo Día que la primera denuncia del alegado baile es falsa, mientras que la acusación por la presunta violación se mantiene bajo investigación ya que el vídeo se publicó el pasado lunes, 2 de marzo.

“Ella fue regresada el 18 de febrero a República Dominicana y ese mismo día vimos el primer vídeo que fue publicado en Instagram. La investigación que se hizo luego de ese incidente, revisando las cámaras de vídeo, reveló que los oficiales de CBP no habían cometido ninguna conducta impropia en contra de la señorita Hoops”, afirmó Quiñones.

“El 2 de marzo a través de las redes sociales, alegó que fue abusada sexualmente durante la misma detención antes mencionada. CBP toma estas acusaciones muy en serio, por eso hemos remitido esta acusación a nuestra Oficina de Responsabilidad Profesional”, puntualizó.

A preguntas de este medio, la oficina del cuartel general del Negociado de la Policía aseguró que no tenían ningún tipo de querella en sus archivos que correspondiera a actos de violación en el aeropuerto en alguna de las fechas cercanas a las publicaciones de los vídeos.

Por su parte, la producción de Ozuna indicó en declaraciones escritas que las expresiones de la bailarina no tienen vínculo alguno con el artista. El productor Manuel A. Ruiz confirmó que la joven fue parte de la grabación de un vídeo, en el que también participó el cantante Afro B, el pasado 15 de febrero en La Romana. Rodríguez Olivares abandonó la producción por no estar de acuerdo con el director, dijo Ruiz.


💬Ver 0 comentarios