Las autoridades confiscaron en total 55 fardos de contrabando. (Suministrada)

La Guardia Costera descargó ayer, miércoles, en San Juan un cargamento de 3,086 libras de cocaína valorada en sobre $46.2 millones, producto de dos intervenciones que provocaron nueve arrestados.

En comunicado de prensa, la Guardia Costera informó que, junto con oficiales de otras agencias federales y de la Marina Real del Reino Unido, confiscaron 55 fardos de contrabando en la primera intervención.

Se produjo la semana pasada cuando personal de la Guardia Costera y la Marina del Reino Unido realizaban un patrullaje detectaron "dos embarcaciones de alta velocidad sospechosas, aproximadamente a 74 millas náuticas al sur de Santa Cruz, Islas Vírgenes Estadounidenses.

Tras perseguir el bote, lograron abordarlo, y así arrestar a siete hombres de la tripulación y ocupar 42 fardos de contrabando.

En la segunda intervención, una aeronave de patrullaje detectó una embarcación "de interés" que viajaba hacia el norte al suroeste de Isla Beata, República Dominicana.

De inmediato un navío y un helicóptero de la Guardia Costera lograron detener el barco. Al abordarlo, arrestaron a dos hombres y encontraron 13 fardos de contrabando.

Los nueve detenidos fueron entregados a oficiales de Patrulla Fronteriza del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) y a agentes de la Administración para el Control de Drogas (DEA).

La Guardia Costera informó que esa agencia y las autoridades del "Grupo Interagencial de Fronteras del Caribe" ocuparon 12,060 kilogramos de cocaína y 407 libras de marihuana entre octubre y diciembre de 2019 en operaciones alrededor de Puerto Rico y las Islas Vírgenes Estadounidenses.

Se estima que todo ese material de contrabando está valorado en $314 millones en el mercado clandestino del narcotráfico.


💬Ver 0 comentarios