Los padres de la niña habían alegado que se trataba de una bala perdida. (GFR Media)

Las autoridades radicarán cargos contra la madre y el padrastro de Amahai Viruet de Jesús, la niña de 3 años que murió tras sufrir una herida de bala en la cabeza en su residencia en en el sector Buena Vista, en Morovis, el pasado noviembre, confirmó la Policía.

Carlos Manuel Meléndez García, 35 años, ya enfrentaba cargos por violación a la Ley de Armas luego de que la Policía encontró en su casa municiones sin poseer licencia, luego de que las autoridades hallaran municiones y un cargador de pistola en la residencia donde ocurrieron los hechos. Nadie en el hogar tenía licencia para armas de fuego.

A principios de diciembre del año pasado, la jueza Evelyn Reyes del Tribunal de Arecibo encontró causa para juicio en su contra.

En ese momento, la investigación sobre los hechos relacionados a la muerte de Amahai continuaban bajo investigación, mientras el comisionado de la Policía, Henry Escalera, confirmó que descartaban la teoría de que la niña fue víctima de una bala perdida.

Se analizaba, entonces, la posibilidad de que la menor se hubiese disparado accidentalmente al lograr tener acceso al arma de fuego.

La madre de la víctima, Lillibeth de Jesús Vega, de 31 años, alegó en noviembre que la niña se encontraba sola en su cuarto de la residencia cuando comenzó a llorar. Al entrar al cuarto se percató de la herida en la cabeza y la transportó al Centro de Diagnóstico y Tratamiento (CDT) de Morovis, donde no pudieron reanimarla.


💬Ver 0 comentarios