El equipo fue adquirido a través de la Administración de Vivienda Pública, que dirige William Rodríguez (der.). El anuncio se la instalación fue hecha hoy en conjunto con el secretario de Seguridad Pública, Pedro Janer (centro), y el comisionado de la Pol

Después de varios años de espera, el gobierno volvió a adquirir el sistema de detección de disparos para que opere en varios municipios de la zona metropoltiana.

Como en la ocasión anterior, el sistema conocido como "Shotspotter" fue adquirido a través de la Administración de Vivienda Pública (AVP).

El administrador de AVP, William Rodríguez, indicó que el sistema operará por el momento en los municipios de Bayamón, Trujillo Alto y parte de San Juan.

En declaraciones escritas, la gobernadora Wanda Vázquez destacó que "es una valiosa herramienta que ayuda a las autoridades para poder detectar e identificar dónde y cuándo se realicen disparos, lo que ayuda a poder combatir el crimen de forma efectiva y certera".

El sistema localiza los disparos para proveer informes y estadísticas de los incidentes al Negociado de la Policía de Puerto Rico (NPPR) en el área donde esté instalado.

AVP explicó en comunicado de prensa que el Shotspotter detecta y alerta a la policía sobre incidentes de disparos audibles al aire libre dentro de un área de cobertura específica, mediante el uso de sensores acústicos que identifican la ubicación exacta de los disparos.

En verano del año 2013, el gobierno comenzó a instalar el sistema de detección de disparos en un perímetro de varias millas cuadradas en el área metropolitana de San Juan, como un programa piloto.

Al año siguiente se expandió para cubrir a San Juan, Trujillo Alto, Bayamón y partes de Carolina y Guaynabo.

Luego, el gobierno aseguró que el huracán María averió el sistema y que luego el contrato expiró. Desde entonces se informó de los intentos de buscar otro operador del sistema y en noviembre del año pasado se anunció que estaría para enero o febrero de 2019.

Con el anuncio de hoy, el gobierno informó que el nuevo contrato de Shotspotter tiene vigencia hasta diciembre de 2022, con una inversión de $4.3 millones.

Añadió que se han asignado 13 vehículos para el funcionamiento del sistema.

Rodríguez señaló que “este sistema busca mejorar la capacidad de responder e investigar los crímenes violentos que involucran el uso ilegal de armas de fuego. Hemos realizado campañas para alertar sobre los peligros de disparar al aire y ahora reforzamos ese mensaje con esta tecnología”.

Los sensores acústicos del sistema se ubican estratégicamente en un área de cobertura. Cuando se dispara un arma, los sensores detectan los disparos y la triangulación del audio señala su ubicación. Los algoritmos analizan el sonido y los posibles disparos se transmiten a un centro de análisis de incidentes, donde personal experto en acústica evalúa los incidentes en segundos y agregan detalles pertinentes, como “múltiples disparos” y “armas automáticas”.

Según las autoridades, este análisis puede contribuir a la manera en que los oficiales manejan la escena del crimen, pues los disparos confirmados se publican en segundos y las notificaciones de disparos se pueden enviar a centros de despacho, a terminales de datos móviles en las patrullas y hasta a los teléfonos inteligentes de la uniformada.

La División de Detección de Disparos del Negociado de la Policía de Puerto Rico tendrá la responsabilidad de administrar el sistema de localización, alerta y análisis de detección de disparos.

El designado secretario del Departamento de Seguridad Pública, Pedro Janer, expuso que "el sistema de detectores de disparos representa una importante herramienta para agilizar los trabajos de investigación que realiza el Negociado de la Policía de Puerto Rico".

Mientras, el comisionado del NPPR, Henry Escalera, indicó que “este tipo de alianzas son vitales para el fortalecimiento de nuestra rama investigativa y provee herramientas valiosas para que los actos violentos no queden impunes".

En tanto, el secretario del Departamento de la Vivienda, Fernando Gil Enseñat, sostuvo que “el sistema de Shotspotter ha demostrado ser efectivo en varias ciudades de los Estados Unidos, entre estas Miami, donde su alcalde ha indicado que, desde la adquisición del equipo en el 2014, los incidentes con disparos de armas de fuego se han reducido a un 50 por ciento”.

El titular de Vivienda añadió que “esta herramienta será de gran utilidad para la población de nuestros residenciales y aportará a mejorar su calidad de vida, al ofrecer mayor prontitud y atención a la reacción ante este tipo de incidentes de violencia. Con el apoyo de nuestras comunidades, de la Policía y de esta tecnología auguramos un gran beneficio para la comunidad general”.


💬Ver 0 comentarios