Momento en que realizan protocolos de seguridad en una celda. (GFR Media)

El Departamento de Corrección y Rehabilitación (DCR) informó que le realizará la prueba del COVID-19 a todos los miembros de la población correccional de Puerto Rico, así como a los oficiales de custodia y empleados civiles que laboran en las instituciones.

En declaraciones escritas enviadas a El Nuevo Día, el secretario de la agencia, Eduardo Rivera Juanatey, detalló que primero administrarán las pruebas serológicas (rápidas) a los 9,000 confinados que integran la totalidad de la población correccional.

“Ante la magnitud del impacto y debido a que contamos con 32 instituciones alrededor de la isla, el proceso de toma de muestras se realizará por fases. Este ya comenzó en el Centro de Tratamiento Social de Ponce y en la Institución 448 de Bayamón. A estas se suman las que llevamos realizando desde el 8 de abril a todos los nuevos ingresos que a diario recibimos en el Centro de Ingreso, Diagnóstico y Clasificación, también en Bayamón”, añadió el funcionario.

La agencia informó que el proceso practicar las pruebas serológicas estará a cargo de Physician Correctional.

Rivera Juanatey señaló, además, que en los pasados días han identificado una serie de casos asintomáticos, tanto en algunos de los empleados, como en la plantilla de las empresas privadas que rinden servicios esenciales a la población correccional.

“Ello es muestra de que, al igual que el resto del mundo, no estamos exentos de sufrir contagios en nuestro escenario laboral de más de 6,000 empleados. Conforme a esta realidad, fue que solicitamos asistencia del Departamento de Salud para poder realizar este tipo de impacto a gran escala, con el objetivo de tener una muestra completa del sistema correccional y evitar al máximo los contagios", estableció.

El DCR ha confirmado tres casos positivos a COVID-19 en su sistema, dos corresponden a jóvenes transgresores que se encuentran en el Centro de Tratamiento Social de Ponce y uno a un oficial correccional de una institución juvenil.

Mientras, el Departamento de Salud notificó esta mañana que la cifra de casos positivos únicos en la isla aumentó a 1,276, mientras que las muertes se elevaron a 77.

Con la práctica masiva de pruebas, el DCR pretende desarrollar un plan de prevención de contagios dentro de las instituciones, tanto entre confinados como entre empleados.

El secretario de Salud, Lorenzo González Feliciano, explicó que su agencia asignó la cantidad de pruebas necesarias para cubrir a toda la población correccional.

“La semana pasada comenzamos con la población juvenil en el Centro de Tratamiento Social de Ponce y en el Centro Médico Correccional. Además, las pruebas a empleados civiles y oficiales de custodia se realizarán por fases, bajo el programa de primeros respondedores del Departamento de Salud”, detalló en un comunicado de prensa.


💬Ver 0 comentarios