Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

(GFR Media)
(GFR Media)

El comisionado de la Policía, Henry Escalera, anunció esta noche que se ordenó el cierre del cuartel de Rincón y se envió a todo el personal a un aislamiento preventivo de 14 días luego de que la esposa de uno de los oficiales falleciera tras presentar síntomas respiratorios.

“Realizamos las gestiones pertinentes para que una compañía especializada realice una desinfección del cuartel esta misma semana y así garantizar la seguridad de los compañeros. Mientras tanto, el esposo de la dama fallecida será sometido a la prueba para corroborar si está afectado con el virus (coronavirus COVID-19)”, indicó el jefe de la Uniformada en expresiones escritas. 

Las llamadas que sean generadas para el cuartel de Rincón serán atendidas en la Comandancia de Área de Aguadilla, desde donde canalizarán para que personal del cuartel de Aguada atienda cualquier querella.

El Nuevo Día reportó anoche que seis policías que trabajan en el distrito de Rincón fueron colocados en cuarentena de forma preventiva, pues ninguno de los agentes ha mostrado síntomas del coronavirus COVID-19.

El teniente Juan Cartagena, comandante del distrito de Rincón, confirmó la movida, aunque dijo que por "razones de privacidad" no podía entrar en detalles de condiciones de salud.

Este medio supo que alguien relacionado con el cuartel mostró unos síntomas similares al novel virus, aunque no se ha establecido confirmación alguna.

 Es la segunda ocasión que la Policía toma medidas cautelares con parte su personal en medio de la pandemia del COVID-19.

La semana pasada, 14 policías del Distrito de Cataño fueron enviados a sus casas después de que una agente manifestara síntomas compatibles con este virus.