El Instituto de Ciencias Forenses. (Archivo)

El Instituto de Ciencias Forenses (ICF) realiza este miércoles la autopsia del hombre que apareció muerto ayer en Santurce con un letrero que lo calificaba como el asesino de los tres agentes en Carolina.

La portavoz de prensa de la entidad, Betsy Rivera, confirmó a El Nuevo Día que luego de que el proceso de identificación del cadáver se completó ayer con la visita de los familiares de la víctima al ICF, los patólogos forenses comenzaron el proceso que se espera que culmine hoy. No precisó, sin embargo, cuándo estaría listo el informe de los profesionales.

El hombre fue identificado ayer como David Emanuel Rivera Batiz, de 25 años, quien era residente de Ponce. A nivel estatal, el individuo tenía antecedentes penales por violación a la Ley 8 de Propiedad Vehicular.

“El cuerpo que apareció en Santurce, sé que ha trascendido que hay una posibilidad de que fuera el sospechoso, pero no tengo información oficial. Ya nosotros hicimos la entrevista, sus familiares acudieron a Forenses y lo identificaron y se procedió con la entrevista de rigor de una persona fallecido y hoy se hará la autopsia”, precisó más temprano la directora del ICF, la doctora María Conte Miller en WKAQ - 580 AM.

Rivera Batiz fue localizado con varios impactos de bala durante la madrugada del lunes en la calle San José, intersección con la avenida Muñoz Rivera, en Santurce. Estaba acompañado de un letrero que lo identificaba como el autor de los hechos. “Yo soy el responsable del asesinato de los guardia. Aquí está”, leía el mensaje.

Aunque las autoridades confirmaron que el hombre tenía “características similares” con el sospechoso de asesinar a los agentes, todavía no han corroborado si se trata del autor de los hechos.

Sobre las autopsias de los policías, indicó que se completaron ayer y que confirman que dos de las muertes ocurrieron por los impactos de bala que recibieron, mientras que todavía se desconocen los resultados de la autopsia de uno de los agentes.

“La evidencia que se somete a Forense es mucho más que la autopsia. Tenemos que analizar ahora los proyectiles que se recuperaron en la escena y toda la evidencia que ha sido sometida por la Policía de Puerto Rico, hacer comparaciones y ayudarlos a ellos en la identificación de la persona o personas que cometieron los delitos”, indicó.