Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Una llamada a eso de las 8:30 de la mañana alertó a las autoridades. (GFR Media)
Una llamada a eso de las 8:30 de la mañana alertó a las autoridades. (GFR Media)

Las autoridades han identificado al supuesto dueño del vehículo donde encontraron hoy, lunes, los cuerpos calcinados de tres víctimas de asesinato en Arecibo.

El comandante José Arocho, director del Cuerpo de Investigación Criminal (CIC) de Arecibo, indicó que, pese a las condiciones en que quedó por el incendio, pudieron obtener información de su registro de la guagua Toyota Four Runner.

"Tenemos información del dueño registral. Ya veremos si todavía es el dueño o si ya lo había vendido", dijo Arocho a El Nuevo Día. "Lo que sí sabemos es que no figuraba hurtado".

Mientras, Arocho reveló que durante la investigación de la escena pudieron encontrar casquillos de bala, mientras que vecinos del paraje rural donde hallaron los cuerpos escucharon detonaciones a eso de las 11:30 de la noche de ayer.

"Se ocuparon casquillos", comentó el oficial. "Se presume que (las víctimas) fueron ejecutadas en el lugar".

Asimismo, el director del CIC de Arecibo señaló que una de las víctimas pudiera ser una mujer, pero apuntó que será el personal forense quien podrá determinarlo, por el estado en que quedaron los cuerpos debido al incendio.

Según lo que observó en la escena, explicó que los tres cuerpos estaban dentro del vehículo, pero que uno de ellos estaba en el marco de una de las puertas que estaba abierta.

La escena de la matanza fue hallada por un agente de la División de Patrulla de Autopista de Arecibo que respondió a una llamada, a eso de las 9:30 de la mañana, alertando de un auto en llamadas en el puente del río El Pastillo, en la carretera PR-129, a la altura del barrio Esperanza de Arecibo.

Arocho dijo que, por el momento, no tienen alguna pista que los lleve a elaborar alguna teoría del crimen.

Esta es la cuarta matanza que se registra en Puerto Rico en lo que va del año 2020. La primera ocurrió en las primeras horas del 2020, en el barrio Carraízo de Trujillo Alto.

Allí, poco después de celebrar la llegada del presente año, fue una pareja de hermanos gemelos, así como su padre y madre. Un tercer hijo del matrimonio tuvo que ser hospitalizado por las heridas de bala que sufrió.

La segunda matanza del año se registró el 15 de enero pasado, en el barrio Lomas de Juana Díaz.

En ese caso, dos hombres fueron asesinados a tiros frente a un negocio que está en una gasolinera.

La tercera víctima recibió varios impactos de bala que lo hirieron de gravedad y falleció posteriormente en el hospital San Cristóbal de Ponce.

Por otro lado, el tercer caso con al menos tres víctimas de asesinato ocurrió el 26 de febrero en Toa Alta.

Según la investigación, en medio de una aparente disputa familiar, un hombre asesinó a a una mujer de 86 años, a otra de 70 años y a un hombre de 81 años.