Uno de los ejemplares que vendía el arrestado por las autoridades federales. (Suministrada)

Un hombre de Arecibo fue sentenciado hoy a un año y un día de cárcel federal por contrabando de criaturas de coral marino, las cuales vendía por correo a clientes en Estados Unidos y otros países.

Según un comunicado de la fiscalía federal, del 2013 al 2016, el imputado, identificado como Arístides Sánchez, era el dueño de un negocio nombrado Wonders of the Reef Aquarium. La mayoría del negocio se trataba de vender especies nativas de Puerto Rico que son famosas en el mercado del agua salada.

Sánchez enviaba las criaturas vivas a clientes usando servicios comerciales. Uno de sus productos más reconocidos era el organismo del ‘genus Ricordea’. Estos animales son conocidos como ‘rics’, ‘polyps’ o ‘mushrooms’ en la industria de los acuarios. Estas criaturas forman parte del entorno de un coral, y pasan toda su vida adulta pegados a la superficie. Son coloridos en la luz natural, pero lo que atrae a los dueños de acuarios es que brillan bajo luces ultravioletas.

Según fiscalía federal, es ilegal criar Ricordea en Puerto Rico si las criaturas van a ser enviadas fuera de Puerto Rico o ser vendidas, y tampoco hay permisos para ello. En el caso de Sánchez, el individuo usaría un martillo para separar los animales y se llevaría pedazos del coral. Para poder ocultar los envíos y evitar detección de las autoridades, Sánchez etiquetaría los paquetes bajo “equipo de acuario” o “equipo de mascotas”. A veces, usaba nombres falsos.

En total, el valor de las transacciones que realizó Sánchez fue de al menos $800,000.

💬Ver comentarios