Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

En la institución hab;ia 99 confinados al momento de administrar las pruebas rápidas. (GFR Media)
En la institución hab;ia 99 confinados al momento de administrar las pruebas rápidas. (GFR Media)

El Departamento de Corrección y Rehabilitación (DCR) informó que ninguno de los 99 confinados pacientes del Centro Médico Correccional arrojó positivo en la prueba de COVID-19, luego que se informara que nueve empleados de esa institución dieron positivo a la enfermedad.

El pasado jueves, la agencia informó que dos enfermeras, un cadete, un contratista de mantenimiento y dos trabajadoras sociales que no presentaron síntomas arrojaron positivo en la prueba rápida. Estos casos se unieron a otros tres que se habían detectado.

Mediante un comunicado, el secretario Eduardo Rivera Juanatey indicó que cuatro de los ocho empleados y un contratista que previamente Physician Correctional informó que habían dado positivo a la prueba rápida, también arrojaron negativo a la prueba molecular. 

“Todos se mantienen asintomáticos. De igual modo, todas las pruebas realizadas hasta el momento a los demás empleados del CMC, han dado negativo. Ningún oficial correccional de la institución ha arrojado positivo. Esto evidencia que el uso ininterrumpido del equipo de protección provisto por la agencia a estos ha surtido los efectos esperados, conforme al protocolo establecido”, dijo el titular de Corrección.

Rivera Juanatey agregó que los protocolos estrictos que se activaron de inmediato, tras el primer positivo identificado en una empleada de la farmacia, se mantienen en ejecución y están surtiendo los efectos deseados. “El resultado de las pruebas así lo demuestran”, destacó.

Por su parte, Raúl Villalobos, presidente de Physician Correctional -compañía que administra los servicios de salud del DCR- dijo que se han realizado tres fases de desinfección en las instalaciones y que todos los empleados que arrojaron positivo en la prueba rápida, así como los que ahora dieron negativo a la muestra molecular, se mantienen en aislamiento.

Ayer, se informó que el DCR administrará pruebas rápidas de COVID-19 a todos los confinados del sistema, por lo que solicitaron 9,000 de estas pruebas serológicas al Departamento de Salud.

 “Esta es una iniciativa agresiva y novel, que contrario a lo que están haciendo otros sistemas penales del mundo, en Puerto Rico hemos implantado en aras de prevenir y proteger a todos los componentes de nuestro ecosistema correccional”, puntualizó el secretario de Corrección.