Abel Nazario, exalcalde de Yauco. (GFR Media)

El senador y exalcalde de Yauco, Abel Nazario Quiñones, completó su maratónico testimonio en el juicio federal en su contra por presuntamente haber cometido fraude contra el gobierno federal en relación con los pagos de salarios a 28 empleados municipales.

Nazario testificó al cierre del décimo primer día del juicio y se defendió buscando la simpatía del jurado al apelar a su pasado humilde y su presunta labor en favor de la gente de su pueblo, y luego responsabilizó a terceros los muchos errores de finanzas y recursos humanos presentados durante el juicio, ocurridos bajo su administración en Yauco.

El senador está acusado de presuntamente cometer fraude y mentirle al gobierno federal, violando así un acuerdo al que había llegado con el Departamento del Trabajo de Estados Unidos, para pagar las horas voluntarias que habían trabajado empleados municipales sin ser remunerados entre 2012 y 2014, práctica que se determinó era contraria a las leyes laborales.

Trascendió en corte que Nazario, quien para entonces era alcalde de Yauco, se habría valido de diferentes estrategias para hacer creer a empleados que el cheque que recibían para pagarle por las horas voluntarias, según el acuerdo con el gobierno federal, era un pago por algún otro concepto, como salario por adelantado, y luego dejaban de emitir sus pagos de nómina regular, o cancelaban los cheques emitidos. Al no saber que el cheque era por las horas voluntarias, los empleados presumían que se les continuaba remunerando por su trabajo.

Como parte de su estrategia, la defensa de Nazario presentó testigos que buscan poner en duda la credibilidad de los ciudadanos llevados por la fiscalía. De manera simultánea, intentó crear la impresión de que cualquier acción del ahora senador que pudiera percibirse como negativa habría sido sin mala intención, y que en realidad solo perseguía ayudar a sus empleados.

Durante esta jornada, ya en el día 12 de juicio, Nazario repasó los eventos en controversia con cada uno de los empleados que, según la fiscalía fueron perjudicados por el esquema que se le imputa.

A preguntas de la abogada María Domínguez, quien conforma su defensa junto a Edgar Vega, Javier Micheo y Carlos Andréu, el senador revisó eventos y documentos, mostrándose sereno y seguro en sus respuestas.

Si bien ofreció explicaciones a cada caso, en ocasiones con abundantes detalles, una vez llegó el contrainterrogatorio se le vio perder la compostura y enfrascarse en careos con el fiscal Scott Anderson, quien lleva el caso junto a la fiscal Myriam Fernández. Aunque el acusado se defendió y eludiendo las arremetidas del fiscal, eventualmente pareció quedar acorralado ante los documentos que, según admitió, él mismo escribió y cuyas cifras muestran unas coincidencias que podrían apoyar la teoría de fiscalía.

Nazario afirmó que nunca le dijo a los empleados que los cheques eran un pago por adelantado y que tenían que trabajar sin cobrar, como dijeron los 12 testigos que presentó la fiscalía.

“Eso nunca ocurrió”, afirmó Nazario, quien agregó que nunca entregó un cheque a un empleado sin que hubiera otras personas presentes.

Sostuvo que los cheques siempre los entregaban en el salón anexo a la alcaldía. Aseguró que, luego de la entrega de la nómina regular, llamaba a los empleados que les tocaba recibir su cheque por horas voluntarias y se los entregaba a todos juntos. “Estaban todos ahí juntos. Incluso los que estaban afuera podían escuchar”, alegó.

Uno por uno durante varias horas Nazario fue repasando las palabras de quienes hablaron en su contra. A excepción de una empleada que no reconocía, recordó cómo conoció a cada uno y cómo les dio empleo en el municipio.

En cada caso, la abogada Domínguez cuestionó a Nazario si intervinó de alguna manera para que la persona no recibiera su salario. Obtuvo siempre la misma respuesta negativa por parte del senador.

Al terminar el testimonio de Nazario, el último del caso, el juez Joseph Laplante impartió las instrucciones al jurado para dar paso al proceso de deliberación. El jurado comenzaría a deliberar este sábado y continuaría el domingo de ser necesario.

Nazario está acusado de 34 cargos, 28 de los cuales son por cada caso de empleado que habría resultado engañado, y en consecuencia habría constituido un fraude y violación al acuerdo con el gobierno federal. También estaba acusado de otros seis cargos de fraude electrónico, por presuntamente enviar información falsa a la misma agencia de Estados Unidos.


💬Ver 0 comentarios