El abogado Harry Padilla (izq.) conversa con su cliente, el exalcalde de Guaynabo Héctor O'Neill. (David Villafañe)

El ministerio público tiene cinco días laborables para presentar un escrito de reconsideración ante la jueza del Tribunal de Bayamón, María Trigo, quien resolvió eliminar una frase del pliego acusatorio en el caso que se sigue contra el exalcalde de Guaynabo, Héctor O’Neill, por presuntamente orquestar un patrón de abuso contra la guardia municipal Yenetamine Díaz.

Contra este pesan dos cargos graves de violencia doméstica, por maltrato en una relación de pareja y por agresión sexual en una relación de pareja.

Además, hay otros dos menos graves, uno por hostigamiento laboral y otro por exposiciones deshonestas. Este último fue desestimado la semana pasada por la jueza a solicitud del abogado de defensa, Harry Padilla.

Ambos, al ser menos graves, no son evaluados por el jurado.

Sin embargo, hoy en la tarde, cuando se supone iniciara el juicio con la selección del jurado, los fiscales especiales Leticia Pabón y Miguel Colón Ortiz, pidieron que el proceso no comenzará hasta que se le dilucide la petición de que parte de las declaraciones que contenía el pliego del cargo desestimado forme parte del cargo por maltrato.

Padilla dijo que la fiscalía no dice que la desestimación es errónea, “lo que pretenden es que lo que alegaban en el pliego de exposiciones deshonestas... llevárselo al jurado, pero eso son delitos que los atiende el juez al ser menos grave”.

Mencionó que quieren que “lo que el juez ya eliminó pasarlo como parte (de la prueba) del delito grave”.

No obstante, en sala, ambos fiscales insistían que si se elimina del pliego la frase de que el acusado se masturbó frente a la víctima, esas declaraciones son esenciales para demostrar el patrón de maltrato y violencia doméstica que tenía el acusado, y el jurado debería tener conocimiento sobres las mismas.

La fiscal Pabón explicó que aunque se haya desestimado el cargo de exposiciones deshonestas "eso no quiere decir que las acciones que formaron parte de las acciones que él comete son parte también del delito 3.1 de la Ley 54, que es un patrón de maltrato”.

A su salida de sala, el fiscal Colón Ortiz argumentó que la jueza “tomó unas determinaciones que entendemos son improcedentes en derecho y vamos a tratar de resolver el asunto mediante una reconsideración a los fines de hacerle ver al tribunal de que el hecho de que haya una alegaciones en una denuncia, que ella tiene que juzgar, no significa que esa prueba nopase al jurado para fines de otros propósitos, como determinar un patrón, una intención parte de él”.

Argumentó que el patrón es tratar de eliminar denuncias “alegando que no es corrupción el mastubarse frente a una empleada… En el interín se está planteando de que cierta prueba no debe pasar al jurado cuando es parte de los hechos del caso”.

Al insistir que los delitos de corrupción “no prescriben”, el fiscal dijo a Primera Hora que si se toma en consideración unas exposiciones deshonestas, que prescriben a los cinco años si es de corrupción, “pues alguien dice, esto no tiene nada que ver con corrupción, pero cuando usted se lo añade a que es un alcalde y lo hace en el lugar del trabajo, nosotros alegamos que es corrupción”.

La jueza dijo en repetidas ocasiones que los delitos menos graves le corresponden a ella y los graves al jurado, a lo que Padilla agregó que “eso es el estado de derecho” y que el Ministerio Público “lo que quiere es inflamar al jurado”.

Luego de los cinco días laborables que tiene fiscalía para presentar su escrito ante la jueza, la defensa tiene otros cinco para hacer lo propio y “voy a sostener por qué la decisión de la jueza es la correcta”, agregó Padilla.

En un momento en sala, la jueza pidió respeto al fiscal Colón Ortiz quien le dijo al abogado de la defensa “su cliente es un malvado”.

En ese momento, O’Neill, quien se mantenía quieto y fijo viendo la discusión de las partes se movió y miró hacia atrás y habló algo.

Luego dijo a este periódico que “no es fácil quedarse quieto” en esos momentos.

La jueza pautó una vista -el 6 de marzo, a las 10:30 de la mañana- para evaluar con la fiscalía y la defensa ambos escritos.

Mientras, pautó el inicio del juicio -con la desinsaculación del jurado- para los días 1, 2 y 3 de abril.


💬Ver 0 comentarios