La sede del Tribunal Supremo de Puerto Rico. (GFR Media)

Un exmaestro convicto por actos lascivos y maltrato de menores podría recibir un nuevo juicio en tres de los cargos por los que resultó culpable por una decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos.

Esa posibilidad avanzó esta semana, cuando el Procurador General de Puerto Rico expresó que al Gobierno de la Isla le aplica la decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos en cuanto a que los veredictos de culpabilidad por jurado tienen que ser unánimes.

En una moción sometida ante el Tribunal Supremo de Puerto Rico, el procurador general, Isaías Sánchez Báez, "acepta que la determinación de (el caso) Ramos v. Luisiana aplica de forma general a Puerto Rico".

Su pronunciamiento surge por la solicitud de anulación del veredicto de culpabilidad que hiciera Tomás Torres Rivera, a raíz de la decisión del máximo foro judicial federal.

Torres Rivera fue acusado originalmente por un cargo de tentativa de actos lascivos, tres cargos de actos lascivos y siete cargos de maltrato de menores.

"Conforme a las acusaciones y prueba desfilada, el señor Torres cometió los delitos contra seis niñas perjudicadas, mientras ejercía como maestro de escuela elemental del sistema público", explica el Procurador.

No obstante, Sánchez Báez señaló que el nuevo juicio debe ser solamente para tres de los once cargos por los que fue encontrado culpable Torres.

Destacó que en ocho cargos, el jurado encontró que Torres fue culpable y debe permanecer encarcelado cumpliendo las sentencias correspondientes. Sobre los otros tres cargos, dos fueron con mayoría de 9-3 y en uno fue de 11-1.

También resaltó que la única razón por la que procede revisar esos tres cargos es porque el caso estaba pendiente a apelación en Puerto Rico al momento de la decisión del Supremo federal. De lo contrario, no aplicaría, porque la nueva orden aplica prospectivamente y no a casos ya cerrados de forma "final y firme".

El Procurador explicó que con la determinación del Supremo de Estados Unidos "la unanimidad del jurado se convirtió en parte integral del derecho a juicio por jurado", y que por este ser un derecho fundamental, "debe claramente aplicar a Puerto Rico".

Ante ese escenario, señaló que "procede la anulación" en tres de los veredictos y la celebración de un nuevo juicio en estos, mientras que "no procede la desestimación solicitada por el señor Torres".

Asimismo, lamentó que ahora las víctimas tendrán que atravesar de nuevo por el relato de las experiencias que alegan haber sufrido a causa de Torres.

"Tristemente, ella enfrentarán el agravante de tener que narrar nuevamente estos eventos que laceraron su inocencia. No obstante, el compromiso del Ministerio Público será garantizar dicha culpabilidad acorde con el nuevo estado de derecho, que no estaba vigente al momento del juicio", indicó el funcionario.


💬Ver 0 comentarios