"Yo nunca he cometido corrupción", dijo el expresidente cameral tras declararse culpable por negligencia en el cumplimiento del deber y violación al Código Electoral, como parte de un acuerdo con el FEI.

El expresidente de la Cámara de Representantes, Jaime Perelló Borrás, se declaró hoy culpable de dos cargos menos graves por negligencia en el cumplimiento del deber y violación al Código Electoral, como parte de un acuerdo alcanzado con el Ministerio Público.

“Ha sido un proceso fuerte, muy fuerte…la gloria es del Señor”, fueron las primeras palabras de Perrelló Borrás a su salida de la sala 1001 del Centro Judicial de San Juan acompañado de su abogado, José Andreu Fuentes.

“Han sido cuatro años, cuatro años donde se han dicho muchas cosas de mi y yo siempre le decía a Tonito (Andreu Fuentes), al final del camino yo lo que tengo que dejar claro es que soy una persona honesta, que yo nunca he cometido actos de corrupción y que yo respeto y amo el servicio público…y yo me siento revindicado”, sostuvo visiblemente emocionado.

Insistió que se siente “reivindicado” porque ninguna acusación de corrupción y malversación de fondos público se sostuvo. “Yo no le fallé al pueblo de Puerto Rico”, subrayó al sostener que aceptó el acuerdo por su familia.

“Iba a empezar un año nuevo…esto iba a seguir, seguir y seguir y yo tenía que buscar una salida porque yo no podía más, mi familia no podía más y yo le doy gracias al Señor que ocurrió (el acuerdo)…sé que para mi esposa y mis hijos va a ser magnífico”, añadió al enviarle un mensaje a sus hijos de que “su apellido está limpio”.

El licenciado Andreu Fuentes explicó que Perelló se declaró culpable por violación al Artículo 263 del Código Penal de negligencia en el cumplimiento del deber en su modalidad menos grave y por el Artículo 12.007 del Código electoral de violación a las reglas y reglamentos.

Como parte del acuerdo, Perelló Borrás pagó una multa de $5,500 y reembolsó $25,000 a la Oficina del Panel del Fiscal especial Independiente (Opfei) por los costos asumidos durante el proceso judicial.

Para el fiscal especial independiente Ramón Mendoza la alegación de culpabilidad de Perelló Borrás, contrario a lo que alegó él y su abogado, demostró que el exlegislador desde su posición como presidente de la Cámara “le falló totalmente a la confianza del pueblo”.

“Se acaba de declarar culpable por negligencia en la malversación de fondos públicos bajo su responsabilidad, por haber utilizado información para beneficiar a terceros, no al pueblo de Puerto Rico, a terceros”, señaló tras culminado el proceso judicial.

“(Se declaró culpable) por haber intervenido indebidamente, ilegalmente en proceso de contratación con Anaudi Hernández y su grupo y las corporaciones que estos representaban, así que lo que se ha demostrado hoy es que, efectivamente, le falló a la confianza del pueblo de Puerto Rico”, insistió el fiscal.

Perelló Borrás fue elegido a la Cámara de Representantes en las elecciones del 2008. En el 2012 revalidó a un segundo término, siendo elegido presidente de dicho cuerpo legislativo. Mientras, en agosto de 2016 anunció su renuncia a la presidencia de la Cámara tras ser vinculado con Anaudi Hernández, contra quien en ese entonces se llevaba un juicio a nivel federal por corrupción.

Los cargos que enfrentó Perelló Borrás se relacionan con el contrato por $482 mil otorgado el pasado cuatrienio a la empresa 3 Comm Global del exrecaudador del Partido Popular Democrático (PPD), para cambiar el cuadro telefónico de la Cámara, bajo la presidencia de Perelló Borrás.

Descarta aspirar a un puesto político

El exlegislador sostuvo que estos pasados cuatro años han sido difíciles en términos emocionales, pero también laboralmente hablando. “Yo he estado tratando de sobrevivir en el sector privado, pero es difícil porque mira, por más que uno pueda decir: ‘yo no soy esa persona’…se decían cosas de mi muy, muy fuerte…y eso todavía está en la mente de la gente, está en la mente del sector privado”, señaló.

“Hay una conversación que yo tengo que tener con el país no para buscar su voto sino para que entiendan lo que pasó y esa conversación está empezando, así que el 2020 espero que todo ese quede atrás y esa página en blanco la podamos ayudar con una nueva escritura”, indicó un emocionado Perelló Borrás.

Asimismo, descartó aspirar a un puesto político electivo.

“Si me hablas de (si voy a aspirar a) posiciones políticas, candidaturas, no”, respondió Perelló Borrás a preguntas de El Nuevo Día.

Sostuvo, sin embargo, que su vocación al servicio público se mantiene intacta, por lo que seguirá trabajando por Puerto Rico desde otros foros lejos de líneas partidistas. “El que es servidor público es servidor público toda la vida y hay gente que nace para servir y yo nací para servir”, alegó a su salida del tribunal junto a su esposa Rosa Vicente.

Indicó que, tras aceptar el acuerdo inicia un proceso de sanación entre él y Puerto Rico.

“Indistintamente de que el resultado del proceso ha sido muy positivo para mí, esto es un país convulso, un país que necesita tranquilidad. Ahora todo el mundo quiere correr y yo creo que hay que dar unos espacios, yo me lo voy a dar, así que yo no me veo en ninguna papeleta, pero sí me veo sirviéndole a mi país y no que me estén pagando por hacerlo, sino servirle por vocación”, expresó.


💬Ver 0 comentarios