(horizontal-x3)
En verano de 2016 se paralizó el pago de las pensiones del Fideicomiso Plan de Pensión de Empleados de Escuelas Católicas. (GFR Media)

La Iglesia católica en Puerto Rico podría acudir ante el Tribunal Supremo de los Estados Unidos en un último intento por frenar una decisión judicial que le ordenó pagar $4.7 millones en pensiones a empleados -retirados y activos- de las escuelas bajo su jurisdicción.

El juez del Tribunal de San Juan Anthony Cuevas Ramos ordenó el lunes poner en efecto un embargo que había requerido desde marzo, pero cuya ejecución había sido detenida mientras la controversia se mantenía viva en procesos apelativos. En mayo, el Tribunal Supremo le dio la razón a los demandantes, y exigió a la Iglesia el pago de las pensiones.

Al haber agotado los recursos a nivel local, los abogados de la parte demandada no descartan solicitar auxilio del foro federal.

“Se podría estar recurriendo (al Tribunal de Estados Unidos), pero no se ha decidido. Hay un plazo de tiempo (para someter la apelación)”, dijo Carlos Padilla, abogado de la Academia del Perpetuo Socorro (APS), en Miramar. Empleados de este colegio dieron vida a este pleito.

El abogado Frank Zorrilla, quien representa al Fideicomiso Plan de Pensión de Empleados de Escuelas Católicas, coincidió que esto es una opción que tiene la Iglesia. Sin embargo, reiteró que el caso erró desde el comienzo al incluir como demandada a la Santa Iglesia Católica Apostólica en la Isla de Puerto Rico, Inc., cuando esta entidad no existe, pues la Iglesia católica se compone de varias diócesis, no de un solo organismo.

“Los tribunales no pueden reorganizar la Iglesia”, dijo Zorrilla.

Durante el caso, trascendió que, si el Fideicomiso no tiene dinero para responder al reclamo de la demanda, la Iglesia católica debe pagar. El Fideicomiso paralizó el pago de las pensiones desde el verano de 2016.

No fue posible obtener una reacción del bufete Schuster Aguiló, que representa a la Arquidiócesis de San Juan en la demanda. Tampoco fue posible conseguir al portavoz de la arquidiócesis, Samuel Soto.

Los abogados de los demandantes, Germán Brau y Antonio Bauzá, recordaron que 42 colegios católicos y entidades de la Iglesia se han visto afectados con el incumplimiento de derechos adquiridos bajo el plan de pensiones. Comentaron que, en varias ocasiones, el tribunal ha reiterado que el patrono tiene que asumir el pago de las pensiones.

“Hay personas de más edad que se han tenido que mantener trabajando. Muchos están esperando el desenlace del litigio (antes de jubilarse)”, señaló Bauzá.

Detienen despidos

En otro golpe a un colegio católico, el Tribunal de San Juan emitió ayer una orden de cese y desista contra la determinación de la APS de reducir en un 12% el salario de los maestros y despedir a personal de mantenimiento.

El juez Cuevas Ramos indicó que la Iglesia católica debe abstenerse de hacer cualquier cambio relacionado al estatus laboral, pago de sus salarios o cualquier beneficio adquirido con anterioridad a la presentación dela demanda mientras se evalúa el caso.

Además, citó a una vista de interdicto preliminar para atender el reclamo este viernes.

Sobre la reducción salarial en la APS, Padilla explicó que se trata de una acción posiblemente temporera. En cuanto al despido de empleados de mantenimiento, mencionó que el colegio decidió subcontratar este servicio, y algunos cesanteados trabajarán para la nueva compañía.

Las reporteras Wilma Maldonado y Heidee Rolón colaboraron con esta historia.


💬Ver 0 comentarios