En la foto, una vista de la fachada del Tribunal Federal (GFR Media) (horizontal-x3)
En la foto, una vista de la fachada del Tribunal Federal (GFR Media)

Kevin Prósperes Sosa, acusado por acoso cibernético, se declaró no culpable hoy, miércoles, en el tribunal federal, mientras que la magistrada Silvia Carreño Coll ordenó que se mantenga bajo custodia de las autoridades.

El exempleado municipal de Ciales había sido arrestado el pasado 1 de marzo por dos cargos federales que le imputan haber enviado mensajes amenazantes a través del teléfono y el Internet a una mujer.

Su abogada, Melanie Matos, solicitó que saliera bajo fianza para que pudiera ser ingresado a un hogar para que se le realice una evaluación sicológica, pues solo cuenta al momento con un diagnóstico de déficit de atención, pero entienden que padece de otras condiciones.

Matos señaló que, de ser ingresado a la cárcel, sería porque no estaba en posición de defenderse. Mientras, la Oficina de Probatoria mostró reparos por entender que representaba riesgo de fuga.

Por su parte, la fiscal Cristina Caraballo planteó que Prósperes Sosa ha presentado un patrón de agresividad contra otras personas que no son parte del caso.

La fiscal señaló que, aunque el acusado se sometió voluntariamente a un tratamiento en Utuado, lo hizo el mismo día en que debía comparecer a un tribunal estatal, al que estaba citado por los hechos que dan origen al caso que llegó ante las autoridades federales.

También resaltó que, después de que se comentó del caso públicamente, otras personas se han acercado para manifestar situaciones con el acusado, quien mostró “un comportamiento errático” cuando fue detenido por los agentes federales.

“Nos preocupan sus impulsos violentos”, dijo Caraballo.

A su vez, la magistrada resolvió que se mantenga detenido al sopesar los factores de riesgo para la comunidad y porque le preocupan los asuntos de impulsividad que pueda experimentar estando en un lugar “que no tenga los controles necesarios”.

De esta manera, Carreño Coll acogió la recomendación de la fiscalía de que sea enviado a una institución psiquiátrica dentro del sistema de prisiones federales en Estados Unidos para determinar si está apto para defenderse en el caso.

La abogada dijo que consultaría el asunto con el abogado a cargo del caso, pues ella estaba sustituyéndolo por el día. Señaló que una hermana de Prósperes Sosa vive en Texas, por lo que sería una opción.

De acuerdo conla fiscalía federal, la familia de una menor de edad había obtenido una orden de protección contra Prósperes Sosa por un tribunal municipal, luego de que la agarrara por un brazo cuando regresaba a su casa y luego lo vieran parado frente al hogar varios días después.

Luego, el 24 de febrero, la madre de la menor recibió varios mensajes a su cuenta de Facebook de parte de alguien identificado como “Kevin Prósperes”, con insultos, palabras soeces y amenazas, según la fiscalía, por haberlo denunciado a las autoridades.

“…pero te juro que te voy a matar y voy a coger a tus hijas y las voy a violar…”, indica parte del mensaje, de acuerdo con un comunicado de prensa de la fiscalía federal.

Añade que el mensaje estaba acompañado de una foto de Prósperes Sosa completamente desnudo de frente a un espejo, además de amenazas.

La fiscalía federal agregó que, además, el 2 de febrero de este año una menor de 14 años recibió varios mensajes de texto desde el mismo número de teléfono, con lenguaje que incitaba a actividad sexual.


💬Ver 0 comentarios