Todavía no se ha establecido el motivo para que mataran al banquero Maurice J. Spagnoletti. (Suministrada)
El ejecutivo del desaparecido Doral Bank fue asesinado el 15 de junio de 2011. (Archivo)

El inicio del juicio por el asesinato del banquero Maurice Spagnoletti en el 2011 se atrasaría aún más ante la solicitud de los abogados de la defensa para tener acceso a las declaraciones ofrecidas por los testigos del caso a las autoridades.

El caso fue sometido inicialmente en septiembre de 2016, pero por cargos de narcotráfico contra dos de los coacusados. Luego, en 2018, se enmendó el pliego acusatorio para incluir los cargos en relación al asesinato del ejecutivo del ya desaparecido Doral Bank y a otros cuatro coacusados.

El juez federal Francisco Besosa, quien comenzó a presidir el caso en mayo de 2019, dijo hoy durante una vista que el caso en total lleva sometido cinco años “y tenemos que moverlo”.

Sin embargo, reconoció la enorme cantidad de evidencia que falta por revisar en relación a los hechos, que el próximo 15 de junio cumple una década desde que Spagnoletti fue baleado en el expreso.

“Recibí una caja de banco llena de documentos que el gobierno ha calificado como declaraciones previas de testigos”, destacó el juez Besosa, al referirse a lo que en inglés se conoce como “Jenks material”.

Lo normal es que esas declaraciones se provean a los abogados de la defensa después de que han declarado bajo interrogatorio directo de la fiscalía en el tribunal.

Mientras, el licenciado Leo Aldrige, abogado de Rolando Rivera Solís, resaltó sobre la importancia de contar con ese material como parte de la preparación para el caso. Al igual que los abogados de los otros coacusados, Aldrige señaló que también será de utilidad para las conversaciones pendientes con sus clientes y las mociones de defensa que someterán con antelación al juicio, para el que todavía no hay fecha programada.

Besosa sí solicitó que presenten las defensas que tienen al momento y, después, de surgir alguna información adicional, que la añadan.

Les concedió hasta el 23 de abril. A partir de entonces, le tocará contestar a la fiscalía, que aseguró hoy haber completado el descubrimiento de prueba.

Hace unas semanas, fiscalía hizo la entrega del último paquete de evidencias, incluyendo informes de autopsia y fotografías de la escena.

Al momento de la acusación por el asesinato, la entonces jefa de la fiscalía federal, Rosa Emilia Rodríguez, explicó que, según la investigación, los acusados acabaron con la vida de Spagnoletti, quien trabajaba como vicepresidente ejecutivo de banca e hipotecas, luego que el banquero eliminara un contrato del banco con la compañía de mantenimiento SJ Tropical Maintenance, que era utilizado por una ganga de narcotráfico para lavar dinero.

“Una de las cosas que hizo fue cancelar el contrato de mantenimiento que esta gente tenía con el banco, específicamente el santero Rolando Rivera Solís, que era el (dueño) de la compañía de mantenimiento”, señaló Rodríguez en ese entonces.

Nota aclaratoria: anteriormente, se indicó en esta historia que el análisis en curso era de “material exculpatorio” y se corrigió para indicar que la evaluación es de declaraciones previas de testigos.

💬Ver comentarios