Andrea Ojeda Cruz denunció en septiembre a su expareja, el exboxeador Juanma López.
Andrea Ojeda Cruz denunció en septiembre a su expareja, el exboxeador Juanma López. (El Nuevo Día)

La jueza Ana Cruz Vélez, del Tribunal de Caguas, reseñaló para el 15 de febrero el inicio del juicio contra el exboxeador Juan Manuel “Juanma” López Rivera, para que las partes determinen cómo procederán ante la negativa de la presunta víctima, Andrea Ojeda Cruz, a testificar en el caso.

De esta manera quedó pospuesta la desinsaculación del jurado, pautada para la tarde de hoy, miércoles. En ese procedimiento, los candidatos al jurado se someten a un examen para determinar su capacidad para desempeñarse imparcialmente y libre de prejuicios en el proceso judicial.

“Quiero dar un tiempo para que las partes puedan ponderar. Yo tengo un caso por jurado, obviamente tengo que posponer. Ese jurado no lo voy a eliminar, porque no sé, la defensa no ha renunciado a su derecho constitucional a un juicio por jurado. Esa es una decisión que tienen que tomar calmada, ponderada, con su cliente”, expresó la jueza durante la vista de hoy.

La determinación se dio luego de que la perjudicada en el caso reiterara más temprano ante la jueza Cruz Vélez que no quiere declarar en el caso por violencia de género.

“Lo que voy a decir aquí, lo he dicho muchas veces. Yo siento que yo no he sido escuchada, que he sido presionada. En muchas reuniones, con las personas que se supone que me defiendan, no hemos tenido buena comunicación como se dice en la prensa, eso es una mentira”, señaló Ojeda Cruz.

La perjudicada compareció hoy a una vista en el Tribunal de Primera Instancia de Caguas, en la que se buscaba determinar si esta podría testificar por circuito cerrado, entre otros asuntos.

“A mí me han humillado, a mí me han gritado, a mí me han tratado mal. El sistema me ha maltratado más que Juanma López”, insistió ante la jueza, quien intentó en varias ocasiones explicarle el proceso judicial.

La magistrada resaltó que busca cuidar la privacidad de la perjudicada y decretó un receso para que esta se reúna con los fiscales del caso antes de continuar con los procedimientos.

“Los fiscales tienen unas facultades y tienen unas preocupaciones que yo no voy a entrar en este momento... Hay situaciones que hay que verlas con calma”, señaló la jueza. “Yo creo en el espacio para que usted pueda hablar con los fiscales con calma, ponderar la situación, pero lo importante es que usted sepa que a todo el mundo aquí se escucha. Tenemos todo el tiempo del mundo para hacer justicia y que usted se sienta tranquila”.

López Rivera enfrenta siete cargos por violación a la Ley para la Prevención e Intervención de Violencia Doméstica, tras presuntamente agredir física y emocionalmente a su expareja.

Responde el ministerio público

Una vez concluido el periodo de receso decretado por la jueza Cruz Vélez, el ministerio público tomó la palabra para responder a las denuncias de la presunta víctima.

“A las víctimas, el Departamento de Justicia les provee todo tipo de servicio, y en este caso más, para que las víctimas puedan estar bien representadas. Este caso se ha llevado con seriedad, con mucha diligencia, y los procesos tienen que continuar”, expresó el fiscal Jaime Perea. “En ningún momento el ministerio público le ha faltado el respeto a las víctimas en este país, ni en este caso”.

Por su parte, la fiscal del distrito de Caguas, Aracelis Pérez Correa, reiteró el compromiso del ministerio público con las víctimas de violencia de género en el país, y reiteró la disponibilidad de servicios para asistirlas en el proceso, el cual reconoció es difícil.

“Para el ministerio público, la defensa de las víctimas, y particularmente en casos de violencia intrafamiliar, es una prioridad, porque de eso depende nuestro futuro y la estabilidad en la sociedad. Tenemos eso bien claro. Y queremos exhortar, no solamente a esta víctima sino a todas las víctimas, que se sientan confiadas de este proceso, que estamos aquí para servirles y tenemos servicios para ellas”, destacó.

En declaraciones escritas compartidas más adelante, la fiscal aseguró que “el ministerio público no ejerce presiones de ninguna manera. Rechazamos esas alegaciones porque no son correctas y son muy lamentables”.

Lo que procede en el caso

El licenciado Jaime Barceló, quien lidera la defensa del exboxeador, planteó en sala que una de las alternativas sobre la mesa es la posibilidad de que se solicite en una moción que el caso se vea en una “vista de Castellón”.

La jueza Cruz Vélez explicó que esto se refiere a un caso al caso Pueblo V. Castellón Calderón del Tribunal Supremo de Puerto Rico que dispone que, “en algunas circunstancias particulares”, se podrá celebrar una vista en la que deberá declarar la víctima, en casos en donde esta determine que no tiene interés en seguir adelante con el caso.

Este procedimiento debe llevarse a cabo antes de decidir si se archiva el caso, y también debe cumplir con una serie de requisitos, como el que el imputado tenga que tomar cursos con un psicólogo privado para certificar que este ha superado sus conductas de agresividad.

“La víctima o testigo de un delito no tiene el poder de vetar la actuación o el curso de acción que el fiscal entienda procedente seguir en el caso”, lee la opinión del juez asociado Federico Hernández Denton. “Aunque la víctima de un delito perdone a su ofensor corresponde al poder público determinar si acusa y juzga al delincuente”.

Por otro lado, el licenciado Barceló indicó que la defensa también evalúa solicitar que el juicio por jurado cambie a uno por derecho, lo que significa que le correspondería a la jueza emitir el fallo.

Los hechos se remontan al pasado mes de septiembre, cuando la perjudicada publicó en sus redes sociales imágenes con moretones en el rostro, por los que responsabilizó al exboxeador.

“Quiero que estas historias (stories) las guarden y se hagan virales. Yo llevo mucho tiempo aguantando callada, y yo creo que si yo me considero una mujer real y una mujer que ayuda a otras mujeres, primero debo ayudarme a mí misma”, expresó Ojeda Cruz en un vídeo en Instagram.

“Yo dejé a Juanma porque Juanma es un maltratante. Es un hombre abusador, es un hombre que tiene problemas de alcoholismo. Cuando Juanma bebe alcohol se transforma en una persona que no es... Juanma a mí me ha dado muchas veces”, agregó en ese momento.

López Rivera se declaró no culpable por este caso en octubre. En diciembre, la jueza Cruz Vélez autorizó que López Rivera volviera a trabajar como entrenador personal luego de una petición sometida a través del Programa de Servicios con Antelación a Juicio (PSAJ).

----

Si eres víctima de violencia de género u observas que alguna otra persona presenta señales de maltrato, puedes buscar ayuda comunicándote a la División de Violencia Doméstica de la Policía al 787-792-6734 o al 787-782-1050, ext. 1018. También puedes llamar a la línea confidencial de 787-343-2020 para denunciar todo tipo de delito. La línea confidencial de la Oficina de la Procuradora de las Mujeres es el 787-722-2977.

💬Ver comentarios