El juez Gustavo Gelpí estableció que Justicia federal, el Monitor Federal y el Comisionado Especial deben revisar la orden administrativa de asensos antes de que pueda entrar en vigor para asegurar que cumple con la Reforma de la Policía. (teresa canino rivera)

El juez federal Gustavo Gelpí detuvo una orden administrativa sobre ascensos dentro de la Policía de Puerto Rico.

Gelpí estableció que antes de que entre en efecto, dicha orden administrativa de la Uniformada tiene que ser revisada por el tribunal para asegurarse de que cumple con la Reforma de la Policía.

“El gobierno no debe ascender a ningún oficial policiaco de acuerdo con la reciente orden administrativa hasta que el Departamento de Justicia de Estados Unidos, el Monitor Federal y el Comisionado Especial lo hayan revisado y comentado, y que le pidan al tribunal que la apruebe, consistente con el Acuerdo de la Reforma”, sostuvo Gelpí en su orden.

“Más aún, debido a que este es un asunto que el tribunal había dirigido al Comisionado Especial para que asista, él, así como el asistente del Comisionado Especial, continuará haciéndolo, así como liderar cualquier discusión esperando que se pueda llegar a un acuerdo”, agregó.

La orden de Gelpí surge luego de que el monitor federal, John Romero, avisara ayer que el Departamento de Seguridad Pública había publicado el pasado viernes la Orden Administrativa DSP-2020-AO-003 sobre el Proceso de Ascenso de Rango de Inspector hasta Coronel en el Negociado de la Policía de Puerto Rico.

Romero indicó en la moción que, tras comunicarse con las partes, “se acordó que la Orden Administrativa no puede hacerse cumplir porque no estaba acorde al párrafo 229 del Acuerdo de Consenso para la Reforma”, firmado en el 2013.

Según Romero, posteriormente los abogados de la Policía le informaron que no se iba a publicar ningún anuncio hasta que se lleven a cabo las revisiones y el tribunal decida.