Pedro Julio Serrano en el Tribunal de Primera Instancia de San Juan. (Vanessa Serra Díaz)

El activista de derechos humanos Pedro Julio Serrano llegó esta mañana al tribunal de San Juan para la vista preliminar por un caso en su contra por alegaciones de violencia doméstica.

Serrano enfrenta dos cargos por violaciones al Artículo 3.5 de la Ley 54, por supuestamente cometer abuso sexual conyugal.

La primera persona en declarar como testigo de cargo fue la madre del querellante. Durante la vista, indicó que su hijo y Serrano sostuvieron una relación desde marzo hasta el 2 de julio. La mujer señaló que ese día su hijo la llamó en tono “lloroso” para indicarle que necesitaba hablarle porque Serrano lo “botó” del apartamento donde ambos vivían.

“Me dijo que ‘Pedro Julio me botó y no es la primera vez’”, declaró la mujer.

Según su testimonio, su hijo le relató que pensaba que el incidente se debía a lo que “había ocurrido” en horas de la mañana de ese día.

“En la mañana, mi hijo estaba dormido y que el caballero se le fue encima, y que cuando sintió que lo estaba penetrando, hizo fuerza y le dijo que no”, dijo la mujer.

Añadió que con semblante “quebrantado” su hijo también le dijo “No es la primera vez”.

Declaró que al seguir preguntándole a su hijo, él le dijo que el 16 de mayo “me violó”.

“Le pregunté qué pasó. Me indicó que mi hijo estaba dormido y que se le fue encima y que le hizo fuerza y lo penetró con fuerza, que no se podía mover, que estaba impotente y que lo estaba penetrando con fuerza hasta que empezó a llorar”, dijo la madre.

“Cuando terminó, mi hijo se levantó, se fue a la ducha. Se metió a llorar y unos minutos después, el caballero Pedro Julio se acercó a él a pedirle disculpas”, agregó.

De acuerdo con su testimonio, después de que le contara esto, ambos se fueron a pasar el fin de semana a otro apartamento. Aseguró que en ese periodo tuvo que insistir en varias ocasiones para que su hijo decidiera solicitar una orden de alejamiento contra Serrano.

Inicialmente “mi hijo dijo que no, porque lo amaba”.

“Dijo que no, que no iba a poner nada, porque (Serrano) era una figura pública, que no le quería hacer daño porque él lo amaba”, expuso.

Después de al menos dos intentos, la mujer dijo que su hijo accedió a orientarse con una abogada y entonces fue a “orientarse” al cuartel sobre el proceso y el domingo 5 de julio regresó a la casa con la orden de alejamiento para que la diligenciara al otro día.

Serrano llegó al tribunal acompañado por su madre y padre, y está representado por el abogado Emanuel Grant.

“Estamos preparados” para la vista, dijo Grant.

Mientras, el Ministerio Público está representado por la fiscal Linnette Velázquez, quien alegó también estar preparados.

Preliminarmente, trascendió que 13 testigos serían juramentados para la vista preliminar.

“No podemos hablar de penas porque estamos en una etapa de vista preliminar [...] En este momento lo más importante es el testimonio del alegado perjudicado”, expresó Velázquez.

Serrano fue arrestado el 6 de julio. En aquel momento, el tribunal determinó causa para arresto y le fijó una fianza de $20,000, la cual prestó por lo que quedó en libertad bajo supervisión electrónica.