"Por el uso y la referencia continua a la palabra estado en toda la sentencia y Puerto Rico es un territorio", dijo Charbonier. (GFR MEDIA)
Aunque no identificó a quién se refería, la exlegisladora María Milagros "Tata" Charbonier publicó un mensaje en Facebook en el que no negó haber realizado los actos por los que se le acusa, pero defendió a su familia y alegó que otra persona había causante de lo sucedido.

“Todo lo que aquí pasó es el producto de una mente enferma”.

Así se expresó hoy la exrepresentante María Milagros “Tata” Charbonier en su cuenta de Facebook con unas declaraciones en las que intentó defender a su esposo, hijo y exempleada legislativa, en relación a la acusación federal por corrupción.

Atribuyó lo sucedido a “una mente llena de avaricia, rencor, egoísmo, una persona manipuladora, sin respeto y sin humanidad en quien nunca debí delegar mi confianza”.

Sin embargo, no detalló a quién se refería. Sí indicó que “a pesar de todo, yo he perdonado, porque perdonar y pedir bendiciones para todos los enemigos nos hace libres”.

Sus expresiones surgen un día después de que el juez federal Daniel Domínguez ordenó mantener en pie la acusación, denegando la petición de Charbonier y los coacusados para que se desestimara los cargos.

Sin negar el esquema de haber inflado el salario de su entonces empleada para recibir comisiones de parte de ella, Charbonier planteó que ella no es un agente del gobierno de Puerto Rico y que la Cámara de Representante no recibía fondos del gobierno de Estados Unidos, por lo que no hay jurisdicción federal.

Sin embargo, el juez Domínguez indicó en su orden que Charbonier “cae dentro de la definición de ‘agente’” del gobierno, según el código federal.

Añadió que “el tribunal encuentra que hay suficientes alegaciones para apoyar el cargo de que Charbonier-Laureano es un agente del Estado Libre Asociado.

“De hecho, a la conducta criminal no se le solicita tener cualquier conexión a fondos federales para que se logre” afirmó.

Charbonie enfrentan 13 cargos federales entre los que figuran supuesto robo, fraude, soborno y obstrucción a la justicia.

Charbonier fue arrestada el 17 de agosto de 2020. Según la acusación, a principios de 2017, Charbonier infló de $800 a $2,100 el salario de Frances Acevedo, su entonces asistente en la Comisión de lo Jurídico de la Cámara de Representantes. Luego, en septiembre de 2019 volvió a aumentar el salario a $2,900. Esto es un aumento de más del triple (262%).

El pliego acusatorio alega que ambas acordaron en que Charbonier se quedaría con una comisión ilegal para ella, su esposo e hijo, en un tipo de soborno en que se cobra una comisión ilegal en provecho propio. Se alega que Charbonier se quedó con $100,000 desde septiembre de 2017.

En su mensaje publicado hoy en Facebook, Charbonier no negó los hechos, pero sí expresó que sentía “necesario hoy hacer estas expresiones aún por encima del consejo legal, pero no puede ser que permanezca callada mientras se continúe especulando y manchando el nombre y la dignidad de personas inocente”.

“Primero, mi esposo nunca me ha instigado a ninguna conducta ilegal en casi 40 años de matrimonio. No es perfecto, pero es un gran ser humano y un hombre honesto. Ni El, ni nuestro Hijo, ni Frances a quien amamos como una hija, conspiraron conmigo para absolutamente nada que no sea lo que como familia siempre nos ha unido, Nuestra Fe en Dios, nuestro amor mutuo y en el caso de Frances y está Servidora trabajar arduamente para adelantar los propósitos públicos de las posiciones que una vez tuvimos el privilegio de ocupar en la legislatura de P.R.”, manifestó la exlegisladora.

“No puedo hacer expresiones más allá de estas y quizás no las debí hacer, pero no puedo ver cómo se mancilla el nombre morbosamente de personas a las que amo con todo mi corazón y que también tengan que permanecer en silencio. Este es el punto donde digo que cargan el peso de ser mi familia, porque de otra manera nunca enfrentarían este oprobio e ignominia y llegó a arrepentirme de haber llegado a la política”, afirmó.

💬Ver comentarios