Según el jefe de la Uniformada, Henry Escalera, al momento no se considera buscar la utilización de la Guardia Nacional como apoyo para el patrullaje de la Policía. (GFR Media)
En junio pasado, la Guardia Nacional había acompañado a la Policía solamente en una campaña de orientación.

La Oficina del Monitor de la Policía asignará personal para observar la relación que mantendrán militares de la Guardia Nacional con oficiales de la Uniformada en funciones de vigilancia para velar por el cumplimiento de la nueva orden ejecutiva.

Así lo dispuso hoy el juez federal Gustavo Gelpí, quien preside la Reforma de la Policía, luego de que la gobernadora Wanda Vázquez informara que había activado a la Guardia Nacional para ayudar en iniciativas que permitan velar por el cumplimiento de la nueva orden ejecutiva contra el COVID-19.

“La orden ejecutiva es clara que el personal de la Guardia Nacional actuará en todo momento consistente con los mandatos de la Reforma de la Policía”, indica la orden de Gelpí.

Agregó que el tribunal le instruyó al monitor John Romero y al comisionado especial Alejandro del Carmen, así como sus equipos, para que estén disponibles a toda hora para proveer asistencia técnica, asesoría y apoyo al secretario de Seguridad Pública y al Comisionado de la Policía, así como al Ayudante General de la Guardia Nacional.

“Más aún, el monitor asignará miembros de su equipo para observar debidamente el despliegue de la Guardia Nacional y su interacción con la Policía”, ordenó Gelpí.

En varias ocasiones, Gelpí ha tenido que aclarar que los militares de la Guardia Nacional no pueden realizar actividades propias de policías a menos que se sometan al adiestramiento de la Reforma, establecida por un acuerdo entre el gobierno federal y estatal, tras una demanda por violaciones a los derechos civiles de los ciudadanos.

En su conferencia de prensa de hoy, Vázquez dijo que los militares realizarán rondas y observarán el cumplimiento con las nuevas disposiciones de la orden ejecutiva, pero que no realizarán arrestos, sino que avisarán a la Policía o al Departamento de Salud en caso de que identifiquen un incumplimiento.