Erick Kolthoff Caraballo - El 4 de febrero de 2009 fue nombrado juez asociado por el entonces gobernador Luis Fortuño Burset y confirmado por el Senado presidido por Thomas Rivera Schatz. (GFR Media)
El juez asociado del Tribunal Supremo Erick Kolthoff Caraballo aseguró que la toma de juramento a la joven abogada Adriana Sofía Colón no fue un privilegio porque, en otras ocasiones, se han realizado estas ceremonias privadas.

El Reglamento del Tribunal Supremo no tiene ninguna disposición que establezca los criterios para efectuar ceremonias privadas para la toma de juramento a los aspirantes abogados, como la que celebró días atrás el juez asociado del alto foro judicial Erick Kolthoff Caraballo.

El secretario del Supremo, Javier O. Sepúlveda Rodríguez, tampoco pudo indicar cuántos eventos de este tipo se han realizado por los pasados tres años. Lo que sí pudo confirmar la Oficina de Prensa de la Administración de los Tribunales es que solo se ha juramentado a una persona de los 163 aspirantes a la abogacía que aprobaron la reválida en septiembre de 2021.

La toma de juramento fue a la abogada Adriana Sofía Colón, acto que se dio de manera privada ante el juez Kolthoff Caraballo, como “una deferencia” del togado al padre de la joven, el abogado ponceño Pablo Colón Santiago.

“Con motivo de una situación de salud por la que atravieso y que requerirá de una intervención quirúrgica el día 20 de enero de 2022, pregunté al Hon. Erick Kolthoff Caraballo si era posible que se adelantara la juramentación de mi hija, ya que era probable que para el día de la juramentación yo no estuviera disponible, además de que, por dicha situación, pretendía que ella se quedara al frente de mi oficina y de mis asuntos profesionales”, indicó Colón Santiago, quien, además, fue la persona que divulgó en las redes sociales la toma de juramento privada a su hija.

“El juez Kolthoff, a quien admiro, respeto y considero mi amigo, por diversísimas razones, amablemente accedió a mis pretensiones”, añadió el abogado de Ponce.

En expresiones publicadas por el periódico Metro, Kolthoff Caraballo indicó que la toma de juramento no fue un privilegio concedido a la joven abogada, porque en otras ocasiones se han hecho juramentaciones individuales a aspirantes que no pueden asistir a la ceremonia oficial. Sin embargo, en este caso, la persona que no que podía asistir era el padre de la hoy licenciada.

La Regla 12 del Reglamento del Supremo, que trata sobre la admisión al ejercicio de la abogacía, solo señala que, luego de cumplido los requisitos, “el o la solicitante prestará juramento ante el Tribunal Supremo en pleno o ante cualquiera de sus salas o de sus jueces y juezas”.

El Reglamento indica que esa juramentación se realizará luego de cumplir con los requisitos exigidos por la Comisión de Reputación de Aspirantes al Ejercicio de la Abogacía, pero no especifica si las juramentaciones individuales ante cualquier juez o jueza del Supremo pueden hacerse previo a la juramentación grupal que se hace ante el Tribunal Supremo en pleno. La próxima ceremonia de juramentación será el 29 de enero.

El Poder Judicial no pudo especificar cuál es el protocolo o los criterios para la celebración de estas ceremonias privadas y cómo, si un aspirante no tiene una relación de amistad con un juez o jueza del Supremo, puede tener la oportunidad de una ceremonia adelantada.

“La Regla 12 del Reglamento del Tribunal Supremo regula lo concerniente a las juramentaciones de abogados y abogadas”, contestó como explicación el Poder Judicial a través de su director interino de prensa Jean Carlo Pérez Nieves. “No podemos identificar criterios escritos adicionales que regulen las juramentaciones a los solicitantes, una vez estos hayan cumplido con los requisitos de rigor que allí constan. Una vez juramentados, todos los abogados y las abogadas pasan a formar parte del Registro Único de Abogados y Abogadas”, agregó.

La Unidad de Investigación de este diario solicitó a la rama judicial que se le proveyera la cantidad de ceremonias privadas realizadas durante los pasados tres años, la fecha, el nombre del aspirante juramentado y el nombre del juez o jueza que tomó el juramento, pero la información no fue entregada al cierre de esta edición.

“Según confirmó el secretario del Tribunal, la Secretaría del Tribunal Supremo no genera un documento que compile los datos en su tercera solicitud bajo los parámetros que solicita, por lo que no nos es posible proveer la información según solicitó”, fue la contestación recibida.

El Nuevo Día insistió en que se explicara si al concedérsele una ceremonia adelantada a una de las aspirantes, se le colocó en una posición de privilegio o ventaja frente a sus otros compañeros aspirantes a abogados que serán admitidos a la práctica dos semanas después.

“En el caso de la licenciada Adriana S. Colón, la juramentación se coordinó directamente con el despacho del Juez Asociado, honorable Erick Kolthoff Caraballo. Se desconocen las razones excepcionales que motivaron la juramentación”, se indicó.

Pérez Nieves afirmó a este diario que, para el 12 de enero de 2022, la Comisión de Reputación y Aspirantes al Ejercicio de la Abogacía ya había evaluado a los 163 aspirantes que aprobaron el examen de reválida de Derecho General que se administró en septiembre de 2021.

💬Ver comentarios