Jensen Medina Cardona a su llegada al Tribunal de Primera Instancia de Fajardo.
Jensen Medina Cardona a su llegada al Tribunal de Primera Instancia de Fajardo. (Carlos Tolentino Rosario)

Fajardo – Segura de que nunca olvidará el rostro de quien mató a Arellys Mercado Ríos, la undécima testigo del Ministerio Público señaló en sala a Jensen Medina Cardona como el asesino de su amiga a quien conocía desde el 2009.

Joanne Claudio Pérez narró a preguntas de la fiscal Dianette Aymat lo que aconteció la noche del 18 de agosto de 2019 en Villa Marina Boulevard, en Fajardo, luego de que ella, Mercado Luis, Luis Torres Gómez y Joseph Howe García pasaran el día entre el cayo Icacos y Palomino.

Minutos antes de que ocurrieran los hechos, la testigo se encontraba dentro del bote de Howe García “organizando las pertenencias”.

“Yo empecé a bregar con todo lo que estaba adentro, organizando para sacar nuestras pertenencias e irnos. Ya ahí pues yo en el proceso de organizar todo veo que esta persona, el caballero que está ahí sentado con la mascarilla negra (señala a Jensen Medina) venía alterado preguntando por un celular”, contó Claudio Pérez dirigiéndose hacia la jueza Gema González.

Su testimonio se desarrolló en la sala 305 del Tribunal de Fajardo en lo que constituye el decimocuarto día del juicio en este caso.

La testigo, quien labora como oficinista clínica, sostuvo que la actitud de Medina Cardona era “muy agresiva” cada vez que preguntaba por el celular. Inicialmente, narró Claudio Pérez, le contestó al acusado que no había ningún celular, porque desconocía que Mercado Ríos se lo había encontrado en el muelle y se lo había entregado a Howe García.

“El dio contra el piso y dijo ‘aquí dejé mi celular y este es mi bote’. Yo no sabía que ellos habían encontrado un celular”, dijo Claudio Pérez.

Agregó que había una mujer que acompañaba a Medina Cardona y que le insistía que, supuestamente, Arellys y sus amigos se querían robar el teléfono. En esos momentos, Claudio Pérez ya está en el muelle de madera de frente al acusado.

“Él me pega el celular en la cara y me dice que se lo queríamos robar. Esa persona es Jensen Medina Cardona, el caballero de tez blanca, pelo negro que está sentado entre medio de los abogados. Tiene el color de su camisa azul-gris”, afirmó Claudio Pérez en lo que constituyó la segunda vez que señalaba a Medina Cardona en sala.

“Me pegó el celular a la cara. Me pegó el celular. Me sentía amedrentada por la agresividad del caballero”, añadió la testigo quien escenificó la actitud de Jensen Medina la noche del asesinato.

Dijo, además, que luego de que Medina Cardona la amedrentó, el acusado se voltea hacia Arellys, quien le pedía que se fuera, pero él solo respondió con más agresividad.

“Él (Jensen Medina) le decía a ella (Arellys Mercado) ‘Estás machita es. Estás machita es’. Y se le pegó nariz con nariz”, contó Claudio Pérez, quien destacó que el muelle de madera en el que se encontraban era pequeño y cada una de las personas en el lugar se podían tocar.

Durante su testimonio, Claudio Pérez tomó pausas para respirar y narrar lo sucedido, mientras que la madre de Arellys, Nitza Ríos, tomaba anotaciones y el acusado dirigía su mirada directamente hacia la testigo.

Segundos después de que Medina Cardona se pegara nariz con nariz con Mercado Ríos, la testigo narró el momento en que ocurrió la tragedia.

“Ya yo me había percatado, en el enfoque del teléfono a mi cara, que él tenía un arma de fuego. Él estaba sin camisa, pantalón corto y él la tenía como enterrada en el pantalón. Sé que es un arma de fuego y por eso lo sé. Yo la vi (el arma de fuego) en el momento en que él me enfocó y regresó. Él se da una media vuelta, camino levemente y ahí entonces él, se escucha como un ‘quin’, Yo dije internamente como ‘no puede ser’. Escuché el chamboneo del arma... Se dio la media vuelta y con toda la intención del mundo levantó la mano. Le dio. Yo dije ‘me va a matar’. Yo vi cuando él tiró (el disparo) y ella (Arellys) cayó”, detalló la testigo.

En el momento en que narró lo sucedido hubo silencio en sala. Tanto la testigo como la madre de la víctima comenzaron a llorar. Los padres de Medina Cardona no realizaron expresión alguna.

“Yo dije me va a matar, me va a matar. Yo me escondí porque sentía que me iba a matar. Ahí Luis le grita a Jensen qué hiciste, qué hiciste y yo me escondí”, amplió en su testimonio.

Claudio Pérez es la cuarta testigo que ubica a Jensen Medina en el momento en la escena del crimen con un arma de fuego.

Además, Claudia Pérez es la primera testigo que afirma en su testimonio que Medina Cardona le disparó “con toda intención” a Mercado Ríos apuntando hacia su cuello. El acusado enfrenta un cargo por asesinato en primer grado, delito que, según el Código Penal, se imputa cuando se tiene evidencia que demuestra que una persona asesinó a otra intencionalmente y de forma premeditada.

“Cuando él se fue yo no regresé hacia atrás, yo huí por el miedo, por el shock porque no podía creer que la había matado, que Jensen había matado a Arellys. Ahí yo viro a donde Luis y le digo, ‘¿la mató?’. Y él me dice, ‘sí, la mató’. Porque yo estaba en el momento de aceptar qué había pasado”, acotó.

Por su parte, el abogado de defensa Jorge Gordon Menéndez desarrolló su contrainterrogatorio con preguntas que intentaban minar la credibilidad de la testigo, pese a que esta detalló la cantidad veces en que Medina Cardona gritó “tú no sabes quien yo soy” a Mercado Ríos, así como la cantidad de veces que le pegó un celular en la cara a la testigo.

Gordon Menéndez preguntó, además, si es cierto que la declaración jurada de la testigo no establece descripción alguna del rostro y estatura del asesino, a lo que la testigo respondió afirmativamente.

“Es cierto que en su declaración usted no menciona que él haya visto que sacó el arma de su cintura, ni tampoco en sala, ni con qué mano disparó”, cuestionó Gordon Menéndez. La testigo respondió “no” a cada pregunta.

No es la primera vez que Gordon Menéndez siembra dudas e intenta minar la credibilidad de los testigos como estrategia durante sus contrainterrogatorios en este juicio.

Medina Cardona está acusado de un cargo por asesinato en primer grado y dos cargos por violación a la Ley de Armas.

Los fiscales que representan al Ministerio Público en este juicio son Eduardo Beale, Jaime Perea, Dianette Aymat y Yamil Juarbe.

Mientras, Medina Cardona es representado por los abogados Jorge Gordon Menéndez, Orlando Cameron Gordon y Jorge Gordon Pujols.

💬Ver comentarios