Chu García

Chuchazo

Por Chu García
💬

Larry Ayuso: burbujas sin par de pasión

La semana pasada destaqué la longevidad de Vince Carter, en la NBA, con 22 temporadas y 43 años. Hoy le toca el turno a Larry Ayuso, que está sumido en la 23 y ya afirmó su retiro tras su finalización con los Atléticos de San Germán, con quien ya había estado entre el 2000 y 2003, luego de haber debutado con Quebradillas, en 1996. 

No es la primera vez que lo cuento, pero él y Carlos Arroyo fueron dejados fuera de la Selección Sub 21 que ganó medalla de plata en el Mundial de Melbourne, en 1997, perdiendo en la final con el anfitrión Australia, a favor de Bobby Joe Hatton y Fernando Ortiz, por entender el coach Carlos Morales, sus asistentes Carlos Calcaño y Angel López Panelli, al igual que el presidente federativo, el fallecido Hetin Reyes, que estos últimos tenían más experiencia. 

Asimismo, Ayuso decidió abandonar a los Piratas porque la presencia de los hermanos Dalmau: Richie y Ricardo les quitaban minutos de acción; mientras el tercero, Christian, estaba con los Avancinos de Villalba. 

Traigo estos detalles a continuación porque el espíritu combativo de Larry, criado en el Bronx, pero nacido aquí, nunca le ha permitido claudicar ante las adversidades, por el contrario, ha sido un acicate para entregarse con más pasión y no frenar su hambre de victoria: cuatro cetros del BSN acompañan sus palmares, 11 preseas con el Equipo Nacional y líder de tres puntos contra más de 1,700, rompiéndole el récord a Pablito Alicea. 

Siempre se ha pensado que si Ayuso se hubiera transformado en armador, en vez de escolta en su andar por la Universidad del Sur de California, tal hubiese llegado a la NBA, ya que es un francotirador natural y un defensor férreo, pero su manejo errático del balón fue su talón de Aquiles. 

Igualmente, tuvo que defender a rivales más altos en el terreno de FIBA, y en las ligas de Italia, Turquía, Grecia, Lituania y Croacia, inclusive en la NBDL.

Sin embargo, repito, su delirio es oxígeno para sus pulmones y alimento para su alma.


Otras columnas de Chu García

lunes, 6 de julio de 2020

Toño Feliciano: 98 años de felicidad

Toño Feliciano supo auparse a través del deporte, practicando pista y campo, como corredor de 400 y 800 metros, más béisbol y sóftbol mientras era becario en la UPR, escribe Chu García