Chu García

Chuchazo

Por Chu García
💬

Mi equipo ideal del baloncesto puertorriqueño

Me voy por la onda del colega Raymond Pérez, quien en su última columna escogió el team de pelota modelo puertorriqueño de todos los tiempos por posición, incluyendo el bateador designado. 

Esta vez, cambio por el lado del baloncesto, y no necesariamente considerando solamente el torneo superior o BSN, sino otras ligas profesionales como la NBA, ya que de otra forma habría que dejar fuera a José Juan Barea, quien vio acción tan solo en tres campañas aquí: 2001 y 2002 con Mayagüez, y 2006 con Santurce. 

Obviamente, es indiscutible la selección de Carlos Arroyo, que estuvo con siete equipos en la NBA, además de triunfar en el Viejo Continente y en la Selección. 

También es imposible dejar fuera como armador a Pachín Vicéns, quien fue puntal en el certamen universitario con Kansas State, bajo la tutela de Tex Winter, el creador del ‘triangle offense’ que popularizó Phil Jackson con Chicago Bulls. 

Vicéns también guió a seis títulos a los Leones de Ponce, siendo el primero en llegar a los cinco mil puntos. 

De esa era le tocó ser a Tinajón Feliciano, el pionero como canastero universal y cialeño como Pachín, que llegó a ser centro con 6’0” de estatura, y obtuvo seis cetros, empezando con los Gallitos de la UPR, Santos de San Juan, dos veces, y con los Cardenales de Río Piedras. 

Otro estelar fue Johnny Báez, quien con 6'2” brillaba debajo del canasto y fue campeón anotador en los Juegos Panamericanos de 1959 en Chicago, y sentó cátedra con el Real Madrid en España, entre 1958 y 1969, convirtiéndose en el conductor de dos cetros y una Copa del Rey, mientras vistió solo el uniforme de Río Piedras a lo largo de 17 años. 

Igualmente sembrado está el base Georgie Torres, rey de tantos con 15,863 en 26 certámenes y considerado el mejor 1 de FIBA en el Mundial de Manila. 

Neftalí Rivera y Raymond Dalmau, son el non plus ultra en la dinastía de Quebradillas, y además se destacaron en el campo internacional. 

Como delanteros fuertes, Rubén Rodríguez y Jerome Mincy fueron hacha y machete. Y qué decir de Teo Cruz y Piculín Ortiz como pivots que no sea deslumbramiento total. 


Otras columnas de Chu García

lunes, 6 de julio de 2020

Toño Feliciano: 98 años de felicidad

Toño Feliciano supo auparse a través del deporte, practicando pista y campo, como corredor de 400 y 800 metros, más béisbol y sóftbol mientras era becario en la UPR, escribe Chu García