Ana Teresa Toro

Buscapié

Por Ana Teresa Toro
💬 0

Apego a la tierra

Al pensar en el 2018 que pronto termina, las primeras palabras que llegan a la mente son: éxodo, mentira, desengaño, abandono, pero quizás más que todas esas, soledad. Una profunda soledad se vive en Puerto Rico hace años, pero todos podemos verla, vivirla y sentirla desde el paso del huracán María. Lejos estamos de América Latina, porque para allá no miramos, a veces por una ridícula soberbia que se basa en creer a estas alturas la mentira de que pertenecemos a un primer mundo y otras por un anhelo de pertenencia que no se cumple, pues sabemos que nos faltan unos cuantos pasos concretos que no se subsanan únicamente con la hermandad cultural.

Lejos también hemos quedado de los Estados Unidos pues, si bien la diáspora es no sólo una fuerza indispensable y fundamental —como lo demostró en tiempos recientes y a lo largo de su historia— y la manifestación de esa idea de un Gran Puerto Rico que trasciende fronteras; también es cierto que en el discurso en torno a esta realidad pareciera que a veces nos olvidamos que existe una isla concreta, un pedazo de tierra que nos pertenece y que hoy más que nunca continúa bajo asecho.

No hay duda que sin nuestros hermanos y hermanas que viven en los Estados Unidos —y en otras partes del mundo— no es justo, ni posible, pensar a Puerto Rico en su complejidad. Tampoco hay duda que la mayoría de los que se han ido en los últimos años, ha tenido que hacerlo porque la promesa de futuro y oportunidad en la propia tierra les ha sido negada. Pero, no por esto debemos caer en la noción que tanto leo y escucho por estas fechas, de que la puertorriqueñidad es cualquier cosa en cualquier parte. Esa identidad de las diversas etapas de nuestra diáspora se construye y vive a partir de una isla que existe, de una tierra que se puede tocar y oler, de un espacio físico literal que hoy más que nunca hay que defender. A veces, aunque duela e incomode, ocupando el espacio. La defensa tiene que tener dos frentes. También habrá que pararse sobre la tierra.


Otras columnas de Ana Teresa Toro

miércoles, 20 de febrero de 2019

La democracia parece una máquina rota

¿Qué significa que el propio sistema democrático alimente ideas dictatoriales? Ana Teresa Toro presenta una reflexión sobre la crisis de la democracia.

domingo, 20 de enero de 2019

Una historia de perros

Ante el escenario de violencia que vive el país, hablar de violencia sin hablar de pobreza es un ejercicio inútil

viernes, 30 de noviembre de 2018

No habrá paraguas suficientes en La Fortaleza

La autora dice que el desdén, seguido de una reacción violenta por parte del gobierno al reclamo de acción en contra de la violencia contra la mujer, revela la falta de compromiso social y gubernamental para atender la raíz de esta crisis

💬Ver 0 comentarios