Vicente Feliciano

Punto de vista

Por Vicente Feliciano
💬 0

Consolidación positiva en la banca comercial

La compra de las operaciones de Scotiabank por parte de Oriental es el último capítulo de una historia ya anunciada. Ante la contracción de la economía y la población de Puerto Rico era de esperarse una consolidación de la banca comercial. Esto es lo que hemos observado ya sea por procesos de liquidación (Eurobank, Westernbank, R&G, Doral) o mediante transacciones voluntarias (BBVA, Scotiabank).

Esta es una compra-venta transformacional para Oriental. Los activos de Scotia suman casi $4,000 millones. Esto representa un 60% del tamaño de Oriental que se sitúa en $6,300 millones. El tamaño de la transacción es grande, lo que implica un riesgo para Oriental. Si algo sale mal, el impacto en la institución sería sustancial. Los mercados financieros reaccionaron confiados, incrementando el precio de la acción en casi 15%. A esto abona que en años recientes Oriental ha pasado por otras dos transacciones similares, Eurobank y BBVA.

Mientras que la acción de Oriental subía, también subía el precio de las acciones de Popular (2%) y FirstBank (8%). El mercado percibe que una industria más consolidada traerá un nivel de competencia más moderado y por lo tanto un mejor desempeño financiero para los participantes. A la misma vez, la transacción confirma que por el momento Puerto Rico ha dejado de ser una plaza atractiva para la banca internacional. Al presente, solo el banco español Santander mantiene una operación significativa de banca comercial en la isla.

Un indicativo de los cambios en el mercado de Puerto Rico es que las originaciones hipotecarias han declinado de $700 millones trimestrales en el 2014 a unos $400 millones en el primer trimestre del 2019. Por lo tanto, se necesitan menos instituciones para atender la demanda.

Recientemente los depósitos en la banca comercial experimentaron un fuerte crecimiento. Sin embargo, esto se debe en parte a que los depósitos del gobierno de Puerto Rico que antes se hacían en el Banco Gubernamental ahora se están haciendo en la banca comercial. Dichos depósitos se están acumulando porque el gobierno no está pagando deuda. Sin embargo, esto es un efecto temporero que se reversa en gran medida una vez el gobierno recomience a pagar su deuda.

Si se necesitan menos instituciones bancarias, entonces se necesitan menos empleados y menos sucursales. Parte de la lógica de la transacción es poder ofrecer el mismo servicio con menos costos. Un costo importante son los empleados y las sucursales. La tendencia en la industria hacia transacciones a través del internet agudiza este tema.

Los economistas creemos lo que la gente hace, no lo que la gente dice. Las quiebras en la banca comercial y la salida de bancos internacionales son evidencia contundente de que las ganancias en el segmento de banca comercial para muchos participantes no son lo que debieran. Hacia futuro le conviene a Puerto Rico una banca comercial saludable. En el neto, la compra de Scotia por Oriental es un paso en esa dirección.

Otras columnas de Vicente Feliciano

viernes, 1 de noviembre de 2019

Un cambio de horario para Puerto Rico

Puerto Rico debe adoptar el sistema de cambio de horario, vigente en Estados Unidos, como medida para generar ahorros y mayor seguridad, señala el economista Vicente Feliciano

miércoles, 16 de octubre de 2019

Fiscalizando el IVU de los restaurantes

De acuerdo con Vicente Feliciano, la noticia de que los restaurantes deben $40 millones al Departamento de Hacienda y que hay 790 comerciantes en incumplimiento es señal de que la fiscalización está mejorando

💬Ver 0 comentarios