Tomás Ramírez

Punto de vista

Por Tomás Ramírez
💬 0

Dos estrategias claves para mejorar el turismo puertorriqueño

El turismo continúa despuntando en Puerto Rico y hoy representa la herramienta más importante que tenemos para impulsar actividad económica y crear los miles de empleos que tanto necesitamos a corto plazo. “Discover Puerto Rico”, nuestra organización para el mercadeo del destino, o DMO por sus siglas en inglés, tiene las competencias y los sistemas para que logremos estas metas, y necesita nuestro apoyo.

Estudios recientes de mercadeo realizados por el DMO y otras entidades independientes revelan que necesitamos invertir más en promoción y mercadeo y en la administración del destino. Los datos indican que el 49% de los viajeros de ocio y el 71% de los organizadores de grupos y convenciones tienen una percepción positiva sobre Puerto Rico.  Por otra parte, otra encuesta entre los miembros de la Sociedad Americana de Asesores de Viajes (ASTA en inglés) refleja que la percepción de este grupo, sobre la capacidad turística de la Isla, está por debajo de la mediana de otros destinos del Caribe.

Definitivamente, sabemos que aún hay mucho por hacer.  Sin embargo, en solo 24 meses, parte de nuestra infraestructura, los hoteles grandes y las atracciones más conocidas se han renovado y la recuperación consistente de nuestra oferta turística ha sido notada por revistas y publicaciones internacionales como el NY Times, USA News, Travel & Leisure y muchas otras, las cuales incluyeron a Puerto Rico entre los principales lugares a visitar en el 2019. 

Sin duda, la mejoría en la percepción sobre la isla se refleja en el aumento consistente de visitantes que están llegando a través de nuestros puertos de entrada. Este patrón ha motivado a líneas aéreas como American, Delta, Jet Blue, Iberia y Frontier a añadir vuelos y asientos hacia Puerto Rico en los próximos meses. Esta percepción positiva, junto a eventos ocurriendo en otros destinos, representa una gran oportunidad para despuntar nuevamente como el destino más completo en el Caribe; y así causar mejoras en nuestro sistema socioeconómico al crear nuevos empleos en todos los municipios.  

Ciertamente, los atractivos históricos del Viejo San Juan, junto a los hoteles, restaurantes y la vida nocturna del área metropolitana son anclas muy importantes para continuar atrayendo al viajero mundial.  Al añadir los miles de atractivos en nuestros 78 municipios y hoteles como los paradores, tenemos la mejor oferta turística del Caribe y la gran mayoría de los municipios están listos para proveer experiencias inolvidables para todas las edades, gustos y presupuestos

Para ser efectivos, nos urge implantar dos estrategias claves.  Primero, es imperativo aumentar los fondos destinados al DMO para el mercadeo y promoción del destino. Hoy invertimos una tercera parte de lo que invertíamos hace cinco años, y anualmente nuestros competidores principales invierten hasta seis veces más que Puerto Rico. Segundo, es apremiante implantar un proceso coherente para mejorar la calidad y consistencia de nuestro producto turístico, la cual nos permita ser consistentes en el servicio y expandir los mercados de visitantes que perseguimos.  Ambas estrategias son críticas para lograr nuestras metas de duplicar el número de turistas y que extiendan la duración de su estadía a través de toda la Isla. Se ha probado, que por cada dólar adicional que invirtamos en mercadeo podemos tener un retorno de inversión de entre $28 y $41 dólares. 

Para acelerar nuestra recuperación económica, necesitamos apoyar y colaborar con el DMO.  El turismo tiene la capacidad de crear empleos rápidamente y mejorar la posición socioeconómica en las comunidades que visita el turista, incluyendo las más distantes y dispersas. Tres ejemplos recientes y conocidos en Puerto Rico son el efecto multiplicador del Parque Toro Verde en el Municipio de Orocovis; y los nuevos negocios que están emergiendo en el Municipio de Jayuya con la instalación del Globo Aerostático; y la cantidad de visitantes locales y extranjeros que están llegando hasta Cabo Rojo con la reapertura del Faro Los Morrillos.

El viajero mundial busca vivir una experiencia única y auténtica, disfrutando de la naturaleza, la cocina, música, historia y la cultura del lugar que visita. Los paradores de Puerto Rico han estado ofreciendo estas experiencias auténticas por más de 46 años; y nuestros 78 municipios, ofrecen cientos de atractivos únicos.  Nuestro reto es presentarle nuestra oferta al mundo entero, y motivar a los viajeros a llegar hasta Puerto Rico con la intención de quedarse varios días y que deseen regresar, muchas veces.

Puerto Rico necesita un proceso coherente para mejorar la calidad y consistencia de su producto turístico según expone el vicepresidente de la Asociación de Dueños de Paradores 


Otras columnas de Tomás Ramírez

💬Ver 0 comentarios